abril 15, 2014

Mensaje del Gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, en la apertura del período de sesiones ordinarias (2004)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE JUJUY 
Eduardo Fellner 
EN LA APERTURA DEL 143° PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS
EL 1° DE ABRIL DE 2004

Señores Legisladores, invitados especiales, Pueblo de Jujuy:
Concurro a esta Legislatura en virtud del mandato que el pueblo de la Provincia me confiara nuevamente en las elecciones generales del año 2003, para dejar inaugurado en esta ocasión el centésimo cuadragésimo tercer período de sesiones ordinarias.
Decía pocos meses atrás en este mismo recinto, al iniciar esta nueva gestión de Gobierno, que en los cuatro años que pasaron los jujeños habíamos logrado salir del cortoplacismo y la coyuntura, que ahora era posible hablar de estabilidad, de previsibilidad, de políticas y proyectos a mediano y largo plazo, en otras palabras que ahora era posible pensar y diseñar un futuro más claro.
Y es cierto. Desde aquel diciembre de 1999 hemos recorrido un largo y difícil camino, y lo hemos recorrido juntos. Juntos hemos logrado un Jujuy distinto, juntos hemos superado muchas dificultades y malas prácticas, juntos debemos concluir muchas tareas pendientes y también juntos, tenemos la gran oportunidad de dejar definitivamente atrás la historia de desencuentros y frustraciones.
Durante este tiempo fuimos capaces, a pesar de las urgencias y las necesidades, de mirar un poco más allá de los problemas de todos los días y avizoramos a tiempo, creo yo, la necesidad no sólo de buscar estabilidad y previsión local en el manejo de la cosa pública sino de proyectarnos sobre los grandes temas tratando de insertar a nuestra Provincia en los foros regionales y nacionales de discusión y de decisión. Lo hicimos con todo convencimiento y buscando protagonismo, un protagonismo moderado y prudente, no en pos de réditos personales, sino tratando de lograr que nuestra Provincia sea vista con un perfil distinto, que sea tenida en cuenta en su problemática, en sus necesidades, en sus proyectos, en su potencialidad y también en sus aspiraciones.
Ese esfuerzo ha ido dando sus frutos. Hemos logrado un trato diferencial y a veces hasta privilegiado de distintos organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento (CAF), la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) donde no solamente nos hemos presentado como Provincia, sino que hemos celebrado acuerdos de asistencia técnica profesional y hasta obtuvimos financiamientos para determinados emprendimientos sobre los que luego me explayaré.
Ese esfuerzo también ha dado resultados ante los distintos Gobiernos Nacionales que se sucedieron en el pasado reciente, porque Jujuy ha sido priorizada en la asignación de programas sociales de distinta naturaleza, en la financiación de obras de infraestructura vial, hídrica, de saneamiento, en materia de viviendas y construcción de escuelas, en la disponibilidad de líneas de créditos y también porque ha sido escuchada en los temas que importan a nuestro interés como recientemente sucedió con la decisión presidencial de retirar del Congreso Nacional un proyecto de ley conocido como el “impuesto al cigarrillo” que amenazaba seriamente al sector tabacalero y al Fondo Especial del Tabaco, el presidente ratificó un convenio en el que trabajamos conjuntamente con la industria tabacalera y que significó una mejor salida y en definitiva hasta un incremento del Fondo Especial del Tabaco.
Sé que se vislumbra para la Argentina no sólo uno, sino varios años difíciles por delante. No será fácil la salida del default con los acreedores privados, el pago de la deuda y las negociaciones con los organismos internacionales y las grandes potencias; pero hay una decisión muy fuerte de cambiar las reglas de juego en este País, de apostar pese a todo al crecimiento y a la producción nacional, de ir solucionando paralelamente la denigrante deuda interna.
Creo sinceramente, señores legisladores, que estamos ante una especial oportunidad para Jujuy, debemos seguir por el mismo camino. Sé que ustedes seguirán acompañando esta gestión, hasta con los disensos propios de la política pero con la buena fe de hacerlo pensando siempre en el interés de la gente. Es necesario que generemos mayor confianza en los sectores privados y en las entidades de la sociedad intermedia, para que aporten más iniciativas y más proyectos, para que asuman el desafío de la inversión sabiendo que tendrán reglas de juego claras y que juntos estamos trabajando por la Provincia que queremos y nos merecemos.
Ha comenzado el tiempo de la discusión de temas esenciales para el país.
El debate de una nueva ley de coparticipación federal constituye un tema pendiente de relación fiscal entre la Nación y las Provincias. Sabemos que posición mantener en la mesa grande de discusión y fundamentalmente conocemos los insalvables desequilibrios que han llevado el ingreso por habitante de la ciudad de Buenos Aires a una proporción diez veces mayor al de quienes pueblan nuestra región, y que han posibilitado que la región central del País genere el triple del Producto Bruto Interno que el resto considerado en su conjunto.
Tamaña desproporción torna inoficioso cualquier análisis sobre índices o indicadores sociales, puesto que esa tarea nos llevará siempre a la misma conclusión: Compartimos la historia, las raíces, las instituciones, la Constitución y las leyes, pero constituimos dos países distintos.
Hoy es el momento adecuado para elaborar nuevos parámetros en la distribución de los ingresos públicos. Jujuy, junto con otras provincias buscará conseguir los mecanismos adecuados que permitan al Norte Grande Argentino las mismas posibilidades de progreso que tiene el resto de la Nación.
Pretendemos una reivindicación histórica que compense el desigual crecimiento que nos llevó a esta postergación. Queremos que se establezcan criterios objetivos de reparto que reflejen equidad, solidaridad y prioridad a un grado equivalente de desarrollo, calidad de vida e igualdad de oportunidades a todos los que habitamos este país. Queremos que los recursos se redistribuyan hacia las jurisdicciones más golpeadas por la crisis, de manera de ir disminuyendo la brecha de desarrollo que nos separa.
Por eso, desde nuestra condición de provincia periférica, impulsaremos la necesidad de conformar un fondo de compensación que mejore nuestra realidad y corrija las asimetrías existentes mediante un equilibrio racional que armonice los intereses provinciales e integre equitativa y solidariamente el país interior con la Nación. Sé que contaremos para ello con el acompañamiento de esta Cámara y de los Legisladores Nacionales por Jujuy, cuyo compromiso con los intereses trascendentes de la Provincia ha sido puesto de manifiesto en numerosas oportunidades. Impondremos a todos de las tratativas, propuestas y avances que en este tema se vayan logrando a partir de los próximos días.
Superado el colapso que sufriera la economía argentina en ejercicios pasados y el consecuente desbalance que aquella crisis ocasionara en las finanzas provinciales que ya venían jaqueadas por un abultado déficit y viejas deudas, decía, en oportunidad de dirigirme a esta Legislatura el año anterior, que merced a una estricta reducción de gastos y a la ejecución de políticas tendientes a convalidar principios de austeridad, razonabilidad y eficacia, habíamos logrado encauzar las finanzas públicas mediante la reducción significativa del déficit provincial, el relevamiento y pago proporcional de la deuda flotante y la reprogramación de las obligaciones financieras del Estado.
Ese ordenamiento de las cuentas públicas provinciales, la buena perfomance fiscal obtenida por la Provincia y el cumplimiento de las metas comprometidas con el Gobierno Nacional, han permitido a su vez una importante disminución de la tasa de interés pactada por los desembolsos obtenidos del Programa de Financiamiento Ordenado correspondientes a los años 2002 y 2003 del 6% al 2% anual.
El financiamiento logrado a través de este programa se aplicó a la reducción significativa de la deuda flotante existente en Tesorería de la Provincia mediante la cancelación de los compromisos contraídos en ejercicios anteriores. Se han saldado compromisos con los agentes del sector público y también se logró cancelar la deuda existente con Gremios y Mutuales por retenciones saláriales.
Por segundo año consecutivo, la Provincia inicia un ejercicio sin deuda salarial directa con los empleados públicos provinciales, sustentando dentro de los 10 días siguientes al mes vencido el pago de los haberes del sector público provincial y municipal.
El tener un flujo de fondos ciertos, pactados con el Gobierno Nacional y el efectivo cumplimiento de los mismos, posibilitó también al Tesoro Provincial mantener la regularidad en los pagos y sostener la asignación continua de recursos propios y afectados a todos los organismos del Estado, respetando su transferencia en cuanto a monto y oportunidad, de acuerdo a las cifras realmente recibidas o recaudadas. La Cuenta Única se constituyó en una herramienta invalorable de gestión, información y control para la hacienda pública provincial, permitiendo ordenar la cancelación de los compromisos contraídos en el mismo ejercicio y reducir los tiempos de pago de las obligaciones para con proveedores y contratistas, obteniendo de esta manera una credibilidad que nos posibilitó recomponer el aprovisionamiento de insumos al Estado Provincial.
En cuanto fue posible estabilizar mínimamente la situación financiera de la provincia, en el segundo semestre del año anterior, y dentro de una estricta sujeción presupuestaria, dispusimos la salida gradual y paulatina de las normas de contención dictadas en el marco de la emergencia que impactaban en el salario de los agentes del sector público. En tal sentido, en el mes de agosto del año pasado se dispuso la eliminación de los vales alimentarios o ticket canasta, se inició luego la recomposición progresiva hasta su regularización definitiva del concepto de antigüedad en los salarios y, recientemente, se dejaron sin efecto las restricciones impuestas por el Decreto 410-E00 respecto de las remuneraciones superiores a $ 1.000.
Asimismo y convencidos que una justa recomposición de los salarios del sector público debe comenzar por aquellos que menos ganan, como modo de acortar la brecha existente con los que perciben mayores ingresos, se ha dispuesto a partir del mes de febrero del corriente año abonar una suma fija y mensual de $ 50, a favor de los agentes estatales cuya remuneración sea inferior a los $ 1.000. (Aplausos)
Bueno es ratificar en esta instancia un claro concepto que pretendemos sea eje de nuestra gestión y que estoy seguro que ustedes señores legisladores comparten en su entera dimensión. Mucho ha costado, en medio de los problemas generales por los que nos tocó atravesar, lograr previsibilidad en el manejo de los recursos provinciales y ordenar las cuentas públicas; a la vista están los beneficios de esa política. No podemos poner en riesgo, siquiera mínimamente, esa previsibilidad; dejarla de lado es volver al pasado del caos y a la angustia de todos por el manejo irresponsable de la política fiscal. No podemos por la urgencia dar respuestas que no puedan sustentarse en el tiempo; no podemos tomar decisiones que nos lleven a los viejos desaciertos e inequidades que terminaron en groseros endeudamientos que debemos afrontar hoy y en el futuro todos los jujeños.
Sabemos también que el andamiaje jurídico que nos permitió sustentar esta política, toda la normativa de la emergencia, ha significado y significa un acompañamiento y un sacrificio de muchos sectores, en particular de los empleados públicos y que no siempre puede mantenerse en su total vigencia. Como antes mencioné ya algo hemos avanzado, con la recomposición de la antigüedad, con la eliminación del ticket canasta, con la derogación de los Decretos Nos. 410-E-00 y 413-E-00 teniendo siempre la mayor prudencia para determinar la forma y tiempos de su impacto sobre las disponibilidades financieras de la Provincia. Pretendemos ahora comenzar el camino para la salida progresiva del congelamiento de los regímenes vinculados a la carrera de los agentes públicos (Leyes 3161/74, 4413/88 y 4418/88) buscando además una adecuación de los conceptos que contempla esa normativa. En este sentido hemos tomado la decisión de reformular en este ejercicio y en toda la Administración Pública la carrera administrativa con algún reconocimiento por el acompañamiento y sacrificio al que antes hacía referencia.
En estos días estamos completando la normalización de los ascensos del personal de la Policía de la Provincia y del Servicio Penitenciario con lo que estamos restituyendo la vigencia de la “carrera policial y de seguridad”. Avanzaremos ahora con el resto de la Administración y fijaremos pautas para compensar e ir eliminando desequilibrios que hoy presentan sectores que nos parecen postergados y que son prioritarios para el desarrollo de las políticas centrales del Gobierno, me refiero a las áreas de salud y educación primaria. (Aplausos)
Debo advertir, sin embargo, que todo nuevo esfuerzo financiero para este ejercicio 2004 será centralizado y limitado a la implementación de las políticas que acabo de enunciar.
Debemos, también, prolijar el régimen de los agentes de la administración, tratando de ir eliminando el verdadero laberinto de normas y disposiciones fragmentadas que rigen las relaciones del empleo público y la materia salarial, donde también, hay que decirlo, existen marcadas inequidades e incoincidencias entre la remuneración y el servicio que se presta. Para esto, nos hemos impuesto un límite de 120 días para remitir a esta Legislatura un proyecto de ley que contemple un nuevo marco normativo de la función pública fundado en actuales criterios de calidad en el servicio público, eficacia en la prestación del mismo, eficiencia en el uso de los recursos, rendimiento, responsabilidad e idoneidad en el ejercicio de la función. Tendrá una carrera laboral lógica y vinculada al servicio, que termine con privilegios injustificados e irritantes, que reconozca el mérito y la capacidad de los agentes, que promueva su formación permanente y su desarrollo integral, dentro del marco ético actual que está demandando la sociedad.
Respecto a los recursos provinciales, no se puede soslayar la perfomance obtenida en el plano de la recaudación tributaria, que logró a lo largo del ejercicio sustentar un incremento constante que alcanzó a fines del mismo una recaudación total de 76,9 millones de pesos, lo que se corresponde con un aumento porcentual del 34% respecto del año 2002 y un 12,76% más que la estimada en el presupuesto para el año 2003. Si bien una de las causas de este incremento se encuentra en el crecimiento relativo de la actividad económica, se debe resaltar que en proporción mayor contribuyeron a ese resultado la eficacia de los programas impulsados por la Secretaria de Ingresos Públicos y la Dirección General de Rentas, seguida por una no menor eficiencia operativa y de control, y sobre todo, por la modificación de actitudes y de comportamientos de toda la ciudadanía jujeña. Los resultados hasta aquí logrados son buenos, pero aún nos falta mucho por hacer. Para este año se proyecta nuevamente un mejoramiento en la recaudación que se fundamentará, entre otras acciones, en aquellas destinadas a crear en la sociedad el sentido de pertenencia y de equidad, vinculando el propósito social de los impuestos con la condena a la evasión y al contrabando.
Con respecto a los Municipios, el compromiso sigue siendo el de encontrar mecanismos de saneamiento y ordenamiento fiscal en orden a la obtención de equilibrio. Hemos realizado un gran esfuerzo financiero para atender la deuda que la Provincia mantenía con los municipios sin perjuicio de la asistencia brindada mediante el pago del endeudamiento contraído por las comunas en el Programa PRODISM. Al mismo tiempo se ha fortalecido la intervención y la labor municipal con su incorporación a Programas Sociales Nacionales.
Resta para este año, establecer definitivamente el diseño de un nuevo régimen de coparticipación municipal que regulará y transparentará la relación fiscal entre los Municipios y la Provincia, luego de la discusión que al respecto también entablemos las jurisdicciones provinciales con el Estado Nacional.
La mayor previsibilidad alcanzada en materia financiera, permitió también ejecutar estrategias diseñadas a lo largo del año anterior en el área de salud. El incremento de las partidas presupuestarias destinadas al sector fue el año pasado del orden del 30,5% en el rubro de bienes y servicios con una previsión de $ 1.400.000 para equipamiento hospitalario. Se reactivó así la capacidad de prevención, promoción y respuesta de los servicios sanitarios, que durante el año 2002 se encontraban desbordados por un considerable aumento de demanda hospitalaria derivado de la falta de cobertura de obras sociales o medicina prepaga que sufrieron vastos sectores de la población ante la pérdida del empleo formal o la caída de sus ingresos.
El referido equipamiento sumado a la adquisición de insumos y a la incorporación de profesionales y personal técnico en los hospitales públicos optimizaron significativamente los servicios brindados en los diferentes centros de salud, que atendieron durante el año 2003 un número de consultas equivalente a tres veces la cantidad de habitantes de Jujuy y prestaron servicios de internación al 10% de la población. A mayor abundamiento baste citar las 9.303 cirugías practicadas durante el pasado ejercicio sólo en el Hospital Pablo Soria, lo que significó un incremento del 12% respecto de las intervenciones practicadas durante el año 2002.
Hasta el año pasado la provincia no contaba con un sistema médico de emergencia. Esta carencia en el área de salud fue resuelta en el mes de julio cuando comenzó a funcionar formalmente el Sistema de Emergencias Médicas (SAME107) que tan solo en ocho meses, al mes de febrero de este año, lleva concretada en la capital de la Provincia 7.224 prestaciones de la más variada complejidad. (Aplausos)
Orientados a la construcción de un sistema de salud más flexible, más justo, equitativamente integrado y mejor regulado, que reconozca su base primordial en la atención primaria, se obtuvo a partir del incremento de sectores de APS y en la ejecución de obras de infraestructura, la detección e incorporación de 34.000 personas más al sistema, permitiendo la asistencia precoz, diagnóstico y tratamiento de enfermedades con entrega de medicamentos a más de 60.000 habitantes en los 240 puestos de salud distribuidos en toda la Provincia.
La prevención también formó parte ineludible de las estrategias desarrolladas y con la creación de los procesos de Análisis de la Situación de Salud (ASIS), se posibilitó la información estadística y epidemiológica útil y oportuna para la caracterización y medición de los riesgos probables de la población y el desarrollo de acciones que permitieron mantener la situación de control ante eventuales epidemias.
A pesar de los avances realizados en la materia y aún cuando el Estado adopte un rol activo, garante y rector del bienestar de la población, los esfuerzos llevados a cabo en el área de salud no serán suficientes sin el acompañamiento de la propia comunidad, para preservar a la población que se ve afectada por enfermedades devenidas de la pobreza estructural. Ejemplos hemos tenido con la rabia canina y actualmente con el dengue que requieren no sólo el trabajo del sector público provincial y municipal sino una mayor concientización de la comunidad en general.
No sería correcto concluir estas consideraciones sobre el tema de la salud sin mencionar la cuestión hoy pendiente con los profesionales del área. Sin perjuicio de que como parte de los agentes de la Administración que son estarán alcanzados por las medidas ya anunciadas; debo manifestar la voluntad reiterada del Poder Ejecutivo de alcanzar dentro de los márgenes previsibles los acuerdos que satisfagan parte de sus demandas. En este sentido, y dentro del marco presupuestario vigente reconoceremos los adicionales por los conceptos correspondientes a jefaturas de departamentos y de servicios en los Hospitales y también por permanencia en guardia adecuándolos a los años en que efectivamente se cumple la función.
La profunda crisis económica y social padecida por el país durante los años 2001 y 2002 y su correlato de descarnada pobreza dejó al descubierto la vergüenza de la desnutrición en Jujuy aun con menor impacto que la sufrida en otras provincias hermanas.
En la búsqueda de disminuir este flagelo se incrementaron las acciones desarrolladas desde el Ministerio de Bienestar Social y la Secretaría de Educación destinadas a asistir a niños y familias en situación de pobreza y grupos de alta vulnerabilidad socio sanitaria.
El trabajo coordinado de las áreas dependientes de Desarrollo Social conjuntamente con los agentes sanitarios permitió, a través del relevamiento efectuado, ampliar un 10% más el cupo de niños asistidos respecto del ejercicio 2002 ascendiendo actualmente a más de 108.000 la cantidad de menores beneficiarios de los programas de comedores escolares e infantiles y Por un Niño Fuerte.
Mediante el Programa de Recuperación Nutricional Integral implementado desde la Secretaría de Salud Pública, hemos podido recuperar a 3.599 niños con riesgo de desnutrición, lo que se refleja en la baja de índices estadísticos en la Provincia. (Aplausos) A los fines de favorecer y generar las condiciones para un desarrollo social y productivo sustentable de familias en estado de criticidad se ampliaron las entregas de semillas con destino a huertas familiares a 7.500 hogares y fueron financiados proyectos productivos para seguridad alimentaria en el interior de la Provincia por un monto de $ 250.000 siendo sus beneficiarios más de 400 pequeños productores. Se encuentran en evaluación otros 106 proyectos correspondientes al Plan Manos a la Obra localizados en Coranzulí, Abra Pampa, La Quiaca, Cusi Cusi, Susques y Puesto Viejo.
La correcta administración de recursos nacionales y provinciales y su entrega en tiempo oportuno, posibilitaron que la provincia de Jujuy distribuyera en concepto de asistencia alimentaria, comedores, víveres secos, insumos para autosustentación y otros subsidios vinculados a la salud de sectores desprotegidos, un monto de casi $ 18.000.000 durante el año 2003. (Aplausos)
Durante el año 2004 esa cifra se va a ver sensiblemente superada, pero mediante nuevos programas y acciones pretendemos, no sólo superar cifras, sino también mejorar calidad nutricional y conseguir mayor receptividad y compromiso por parte de los beneficiarios de los planes alimentarios.
Merecen destacarse también en este mensaje las acciones que se realizaron en el año para sacar de extremas condiciones de inhabitabilidad a mucha gente. Para ello se impulsó la regularización de asentamientos que permitió dar solución a la problemática habitacional de 2.600 familias durante el 2003, mediante la entrega de terrenos y la ayuda imprescindible para la construcción de sus viviendas, las que fueron dotadas de agua y luz a partir de la valiosa colaboración y asistencia prestadas por Ejesa y Agua de los Andes. Lo hecho, que también fue posible gracias al acompañamiento de esta Cámara, nos permite prever a través de la adquisición de tierras efectuada en el marco de las leyes Nros. 5307 y 5397 la próxima reubicación de otras 800 familias más.
La necesidad de realizar obras de infraestructura que, a la par de resolver el problema de vivienda de grupos carenciados, permitiera generar fuentes de trabajo, impulsó al Gobierno Nacional a implementar los Programas de Emergencia Habitacional y de Solidaridad Habitacional, que establecen para la Provincia un cupo de $ 76.000.000 destinados a la construcción de 3.800 viviendas, encontrándose a cargo del Estado Provincial la provisión de los terrenos necesarios y los servicios básicos de agua y luz.
La ejecución de las obras, a cargo de cooperativas de desocupados y empresas privadas, a más de la solución habitacional y el beneficio social que implican, conllevará un impacto económico indirecto para la provincia, cuyo efecto multiplicador se reflejará en nuevos puestos de trabajo, provisión de insumos por parte de empresas locales y la capacitación de trabajadores hoy desocupados.
Muy bien sabemos, sin embargo, que los objetivos de gobierno no pueden centrarse en políticas meramente asistenciales vinculadas a la coyuntura sino que deben poner el acento en la producción y el trabajo como estrategia superadora de la pobreza.
Encaminada la acción de gobierno a establecer las condiciones que permitieran la mejora de la capacidad productiva, buscamos recuperar y potenciar la educación técnica y la formación de profesionales como herramientas indispensables para atenuar la problemática derivada del desempleo atendiendo las especiales necesidades de estos sectores y las repercusiones sociales que sobre éstos se proyectan.
Así, durante el pasado año se implementaron 6 nuevas carreras de Tecnicaturas de Nivel Superior No Universitario, 7 Talleres de artes y artesanías en el ramal jujeño, 19 proyectos de educación aborigen y se consolidaron ofertas educativas de Gestor Administrativo Contable y con orientación en PYMES en 7 escuelas profesionales. A ello se sumó la generación de líneas de investigación en 14 centros de Quebrada y Puna para la producción de telarismo, alfarería y tejido y la conformación de 4 micro-centros integrados por 29 escuelas rurales para la revalorización de la actividad local.
Con el mismo objetivo se ha proyectado para el presente año el afianzamiento de la formación técnico profesional a través de la generación de espacios de articulación entre los sistemas educativo y productivo, promoviendo a su vez en los establecimientos rurales, modelos productivos autosustentables que vinculen la oferta educativa a las características socioculturales de las distintas regiones de la Provincia.
También, y dirigido a la reinserción laboral de adultos, se ha previsto desarrollar sistemas alternativos de formación con vista a su integración en los procesos de producción de bienes y servicios, orientando asimismo la educación no formal hacia ofertas que posibiliten el desarrollo de proyectos similares.
Siguiendo con la materia educativa debo informar que a la ampliación, refacción y provisión de servicios básicos en establecimientos educativos durante el año 2003 se suma la finalización de obras y la inauguración para el período lectivo 2004 de las Escuelas de Comercio “José Ingenieros” en San Pedro, 440 en la Quiaca, Primaria “San Isidro Labrador” en Monterrico, encontrándose prevista para los próximos meses la terminación de las obras correspondientes a la Escuela Polivalente de Arte- EGB.3 de San Salvador de Jujuy, la Escuela Provincia de Misiones en La Esperanza, la Escuela EGB.3 en la Localidad de Caimancito y la Escuela EGB.3 de Fraile Pintado ejecutadas en conjunto por la Dirección General de Arquitectura y el Instituto de Vivienda y Urbanismo de Jujuy. (Aplausos)
Saldando una vieja deuda con la comunidad educativa del Barrio Campos Verdes se ha avanzado en la construcción de la Escuela Belgraniana en la que muy pronto se inaugurarán 11 aulas con grupos sanitarios, salón de usos múltiples y sectores de dirección y administración.
Muchas acciones se desarrollan y desarrollarán durante el año, las más de las veces insertadas en programas nacionales, tendientes a mejorar la concurrencia al sistema, la contención y la calidad. Destaco que se entregan 8.572 becas para alumnos de nivel medio, 1.000 becas para estudiantes aborígenes, material didáctico y guardapolvos; se distribuyen 16.500 libros de texto para 1er. Grado y 120.000 libros para EGB.3 y el 1er. año del Polimodal. (Aplausos)
A través del Programa Institucional de Retención se asignarán más de $ 600.000 a distintos establecimientos y $ 100.000 a los Centros de Asistencia Juveniles en la Provincia.
Pero el fortalecimiento de la actividad económica requiere no sólo las medidas en educación, sino también -entre otras cosas- las obras de infraestructura que permitan por una parte, una fluida comercialización de la producción jujeña y que por otra, genere condiciones que habiliten una mayor inversión de capitales provinciales, nacionales e internacionales.
En búsqueda de este objetivo y convencidos que un desarrollo equilibrado de las regiones que componen la Provincia requiere de una red caminera que las interconecte y vincule se han concluido obras de repavimentación de rutas provinciales, registrando las iniciadas el año anterior y que unen distintas zonas del territorio jujeño un avance superior al 50% estando proyectado para el presente ejercicio su finalización.
En directa vinculación con el Paso de Jama, se encuentra próxima la conclusión de la IV etapa de la Línea de 33 Kw. en su tramo Abra Pampa – Susques, que este año suministrará energía eléctrica durante las 24 hs. del día a las localidades de Tusaquillas, Sauzalito, Alfarcito, Santa Ana, Rinconadillas, Tres Pozos y Abdón Castro Tolay, entre otras, como así también el cierre del anillo alrededor de la Laguna de Pozuelos, que brindará energía eléctrica a los productores de la zona. A la fecha se encuentran concluidas las gestiones administrativas y financieras ante los Organismos Nacionales para la ejecución en este año de la Línea de Alta Tensión 132 Kw. tramo Güemes – Las Maderas, que permitirá integrarnos al Sistema Interconectado Nacional, brindando estabilidad al sistema energético provincial.
Es este, señores diputados, un viejo proyecto y una necesidad que acabamos de ver palpable en los días que pasaron. La Central Térmica de Las Maderas logró suministrar sólo parcialmente el mantenimiento de la energía eléctrica en nuestra ciudad Capital y algunas otras ciudades del interior. Esta línea nos va a permitir integrarla al sistema de interconectados y pasaremos a ser generadores de energía en el anillo nacional y con la posibilidad de mantener el suministro ante estas alternativas como las que se han presentado. (Aplausos)
Forma parte asimismo de la estrategia energética de este Gobierno, el abastecimiento de gas como fuente económica para la generación de energía eléctrica y su uso como fuente calórica, correspondiendo destacar entre otras acciones las relacionadas a la construcción del Gasoducto Pumamarca – Maimará - Tilcara, y la habilitación de plantas reductoras de presión y red troncal para dotar, de una vez por todas, de gas natural a las poblaciones de Reyes, San Pablo de Reyes, Yala y Lozano.
A partir de un plan estratégico de crecimiento económico y mejora de competitividad impulsamos también políticas de fomento y promoción del potencial productivo provincial, dirigidas a fortalecer las actividades existentes, optimizando su avance en la cadena de valor.
El permanente apoyo brindado al sector tabacalero se vió corroborado una vez más con las ingentes gestiones realizadas desde el Gobierno que culminaron con la firma del Convenio que ya he mencionado, a través del cual no sólo se logró mantener los niveles de producción del tabaco para los próximos años, sino también incrementar significativamente la recaudación del Fondo Especial, lo que permitirá a nuestros productores mejorar la calidad y sanidad en su producto. (Aplausos)
Los parámetros económicos implementados a partir del 2002 permitieron, asimismo, la recuperación del sector azucarero el que incrementó la superficie plantada, posibilitando a los ingenios provinciales la producción de 488.000 toneladas, correspondiéndole el 28% del total nacional, durante el año 2003.
Durante la presente campaña y debido a la sequía producida en el norte argentino, si bien se estima una disminución del rendimiento de la caña, deberán adoptarse las previsiones necesarias para mantener el valor actual de comercialización del producto, acordando los volúmenes de exportación de nuestra azúcar.
Como ya dijimos anteriormente, en la necesidad de fortalecer la actividad económica también se hace necesaria la búsqueda de abrir mercados destinados a la comercialización de productos frutihortícolas, hoy en franco crecimiento en la provincia, para ello el Gobierno Provincial gestionó la inserción en los principales centros nacionales de abastecimiento obteniendo el uso de cuatro módulos en el Mercado Central de Buenos Aires. Esos módulos serán cedidos a los productores jujeños, libres de canon durante los tres primeros meses y posteriormente al 50% de su valor. (Aplausos)
Esta decisión se verá complementada con tres centros de acopio y distribución en la Provincia a través de los cuales se abastecerá los módulos en el Mercado Central de Buenos Aires.
Con idéntico criterio de fortalecimiento y con el auspicio del Gobierno provincial, a través del Consejo Federal de Inversiones, productores jujeños se hicieron presentes en Ferias internacionales, destacándose su participación en ANUGA, realizada en la Ciudad de Colonia (Alemania) considerada la Feria Agroalimentaria mas importante del mundo. Asimismo, se propiciará la Expodinámica a realizarse en el mes de Junio, en Perico-Jujuy y la Expojuy en Septiembre del corriente año.
Con el aporte financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Gobierno de la Provincia ha implementado un programa tendiente a mejorar la competitividad de productos agroalimentarios que cuentan con mejor demanda externa a partir del fortalecimiento de las estructuras productivas, comerciales e institucionales.
Mediante talleres de trabajo realizados con los actores públicos y privados vinculados al sector se seleccionaron los siguientes productos: miel, vinos orgánicos, palta, ajo, papa andina, higo fresco, hortalizas deshidratadas y derivados de la llama y la vicuña.
En lo atinente a la organización institucional de ese programa, crearemos una Unidad Comercial mixta pública-privada que permita compartir la estrategia comercial entre los productores e industriales, estando el financiamiento del mismo previsto con fuentes internacionales disponibles y con programas nacionales para apoyar las inversiones en el sector privado. (Aplausos)
Junto con este mensaje dejo a disposición de los señores legisladores el Programa Agroalimentario de Jujuy que contiene un detalle pormenorizado de toda esta propuesta, que sin duda alguna podrá ser enriquecida con vuestra participación.
Complementariamente con este Programa antes mencionado, en el mes de febrero de este año y con el objeto de mantener y preservar la riqueza genética de nuestra biodiversidad, el Gobierno de la Provincia firmó un Convenio con la Corporación de Desarrollo Andino (CODESAN), lo que permitirá potenciar la explotación de productos ancestrales, como la papa andina, maíz, quinua, yacón, quiwichua y otras especies existentes.
En lo que respecta al desarrollo de nuestro potencial forestal y con el fin de procurar una tecnificación e investigación acordes a la competitividad que se requiere, se han potenciado las estaciones experimentales para la producción de plantines de especies forestales y estudios de diversificación en las áreas de monocultivos, a lo que debe agregarse la obtención y disposición de un crédito de U$S 250.000 del Programa Técnico Bosque Modelo de Jujuy, aprobado por la FAO.
Párrafo aparte merece lo realizado en aras de generar y diseñar estratégicamente las salidas y canales que concreten la ansiada integración regional.
Dada la privilegiada posición geopolítica de Jujuy se hace necesario desarrollar una estrategia que permita transformar a nuestra provincia en el nodo central de vinculación obligado entre la Comunidad Andina con el MERCOSUR y en la comunicación bioceánica.
Sin duda, de lograrse este objetivo, se verá notoriamente incrementado el potencial económico de la provincia debido a la mayor inversión pública y privada, al comercio nacional e internacional, al turismo y a los servicios que este posicionamiento generará.
En vista de concretar esta estrategia, desde el mes de junio del año 2003 se mantienen reuniones con las autoridades de la Corporación Andina de Fomento (CAF) con el objeto de que dicha institución participe activamente de un “Programa de Desarrollo Económico y Social en la Quebrada de Humahuaca y sus zonas de influencia”.
Este Programa fue incluido en el Convenio de Cooperación, firmado entre la Corporación Andina de Fomento y nuestro Gobierno Nacional para lo cual es necesario presentar los términos de referencia del mismo, tarea ya iniciada con fondos provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo previéndose su presentación definitiva en el mes de mayo del corriente año, a los efectos de iniciar las contrataciones para la elaboración de los proyectos definitivos.
A este Programa se lo ha dividido en tres componentes: el primero de desarrollo productivo local, el segundo de ordenamiento territorial y medio ambiente y el tercero de integración ferro-vial.
A su vez, cada uno de ellos incluyen distintas disciplinas; es así que trabajaremos en un Programa de Desarrollo Frutihortícola; de Fortalecimiento de artes, artesanías y oficios en toda la Provincia; de Revalorización de Camélidos y de Tubérculos Andinos, como asimismo, un Programa de Creación de Marca en lo que respecta al Proyecto de Desarrollo Productivo Local.
En lo que respecta al Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente nos avocaremos a programas de Saneamiento, de Gestión de Residuos Sólidos, de Prevención de la Desertificación, en la Prevención de la Contaminación Visual, en Obras Hídricas, en Preservación y Valorización del Patrimonio Histórico y Natural, en la Preservación y Valorización Urbanística Ambiental, y en el Ordenamiento Territorial propiamente dicho.
Por último, el Proyecto ferro-vial comprende la reactivación del ramal ferroviario Jujuy- La Quiaca... (Aplausos)...el desarrollo de un nodo Vial-Ferroviario-Aéreo y el de un Corredor Minero. Estos Proyectos incluyen la ubicación de una Estación de Transferencia de Cargas en Perico, un Puerto Seco en Palpalá, la Multitrocha entre Perico y Torzalito (Salta), la Multitrocha desde El Cuarteadero a Perico, la Variante de Purmamarca en el Camino a Jama y el Puente Internacional ferroviario La Quiaca-Villazón, la construcción de un nuevo Complejo Fronterizo en esas localidades y por último el nuevo trazado y consolidación de la Ruta Nacional N° 40 entre Susques y el límite con Bolivia.
Partiendo del Proyecto estratégico mencionado surge ineludible la necesidad de poner a disposición de los actores económicos los dos aeropuertos con que cuenta la Provincia con un claro objetivo de facilitar una vinculación rápida en el tránsito aéreo entre Norte y Sur, Este y Oeste. Es por eso que mantenemos a la fecha conversaciones con autoridades nacionales a fin de dar al Aeropuerto “Dr. Horacio Guzmán” todo lo necesario para que el mismo sea eje en el desarrollo previsto, a partir de una administración privada o mixta con fuertes inversiones. Oportunamente y luego de las conversaciones que se mantienen con dichas autoridades, se dará intervención a esta Legislatura.
En lo que respecta al Aeropuerto de La Quiaca se están realizando estudios por parte de la Fuerza Aérea con el objeto de determinar fehacientemente los alcances de su uso y las necesidades de inversión para su eficiente operatividad.
Especial consideración amerita en esta instancia, la actividad turística en nuestra provincia. Sabemos que en los últimos tiempos, particularmente durante el último año, la Argentina toda se ha beneficiado con una importantísima recuperación del turismo interno y externo, lo que genera un gran movimiento económico, recursos genuinos y ocupación laboral. Nuestra región, de a poco, se va convirtiendo en un destino cada vez más atractivo, requerido tanto por argentinos como por extranjeros.
En Jujuy se advierte un crecimiento claro de la afluencia turística que tiene que ver sí con estas mejores condiciones nacionales y generales, pero también con otros factores que no podemos descuidar.
La declaración por parte de la UNESCO de nuestra Quebrada de Humahuaca como Patrimonio de la Humanidad en el mes de julio del año pasado constituyó, sin du - das, un gran aporte a la difusión y promoción de nuestras bellezas naturales y patrimonio cultural, despertando un interés inusual en los medios de comunicación masiva tanto radiales como televisivos y escritos que lógicamente ayuda y mucho.
Dentro de pocos días, la semana que viene, visitará nuestra Provincia el Director del Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO, Arquitecto Francesco Bandarín, con el objeto de hacer entrega de la certificación o diploma oficial de la inscripción de la Quebrada de Humahuaca en la lista de Patrimonios. (Aplausos)
En esa oportunidad, se le informará al funcionario, las tareas y trabajos desarrollados para la conclusión definitiva del “Plan de Gestión” y estaremos en condiciones de acceder a nuevas cooperaciones técnicas y financieras para su desarrollo. En vinculación a ello menciono también, a más de los programas que se están desarrollando con la CODESAN, con la Corporación Andina de Fomento que, por Decretos del Poder Ejecutivo, se ha convocado a la Comisión de Sitio y se ha reglamentado íntegramente la Ley 5206 que declara a la Quebrada de Humahuaca como “paisaje protegido”.
Paralelamente a estas acciones y al mejoramiento y terminación de infraestructura, como los avances de repavimentación en Ruta 9 hasta La Quiaca con obras complementarias, la llegada del gasoducto a Tilcara, tareas de control hídrico y otras, se nota en la zona de nuestra Quebrada la realización de esfuerzos e inversiones privadas en emprendimientos vinculados al turismo que van mejorando la disponibilidad de servicios que en épocas de mayor afluencia turística resultan realmente insuficientes.
Hace pocos días hemos podido lanzar con la Secretaría de Turismo de la Nación, el Ministerio de Trabajo y el Consejo Federal de Inversiones el PROFODE, programa destinado a promocionar destinos turísticos emergentes que pese a su potencialidad tienen problemas de competitividad.
Dicho Programa contempla el fortalecimiento de los actores del sector turístico, planes de apoyo al empleo, desarrollo social e inversión y generará, en definitiva, acciones tendientes a mejorar todo el sistema turístico de la Provincia mediante apoyo y financiamiento de proyectos de inversión con el adecuado uso de estrategias de marketing y promoción de productos.
Debo decir también que desde la Provincia y con el acompañamiento de los distintos municipios hemos avanzado este año en estrategias y estudios tendientes al cuidado del medio ambiente.
Para los pueblos de la Quebrada estamos gestionando ante el Ministerio de Planificación e Infraestructura de la Nación la aprobación y financiamiento, por medio del PROPASA, de un interesante proyecto para recolección y almacenamiento de residuos que se está aplicando exitosamente en pequeñas localidades del sur de Brasil con tecnología de una empresa argentina.
Creo que en los próximos días, este pedido y esta gestión van a dar resultados adecuados y vamos a tener el financiamiento para implementar definitivamente este proyecto para los residuos sólidos para la quebrada.
Por su parte y teniendo en cuenta el impacto de estos residuos sobre la zona de reserva de las Yungas, hemos gestionado y obtenido de la Empresa Ledesma S.A. la donación de un terreno destinado a un Centro de disposición final para las ciudades de Libertador Gral. San Martín, Fraile Pintado y Calilegua. Habiéndose finalizado recientemente la mensura respectiva, en los próximos días suscribiremos con los municipios involucrados los respectivos convenios para comenzar a utilizar el centro tendiendo a la construcción de una planta de tratamientos de residuos.
Con las acciones implementadas y las que se sucederán en el tiempo, en un futuro que esperamos próximo, convertiremos a nuestra provincia, por sus bellezas naturales, cultura, patrimonio y, muy especialmente por su gente, en uno de los destinos turísticos más importantes del orden nacional e internacional.
Antes del cierre de este mensaje no puedo dejar pasar algo sobre lo que siempre insisto. Creo, sinceramente, señores legisladores, que para la definitiva reconciliación de la política con la sociedad que todos pretendemos, esta alza su voz con una deuda pendiente. No desconozco las divergencias y los riesgos de asumir una reforma política y su consecuente reforma constitucional. Pero no se me ocurre momento más propicio que el actual porque creo que es el requerimiento generalizado de nuestro pueblo.
Este es el momento de la reforma, este es el momento para que los hombres de la política ofrendemos a la sociedad, un gesto generoso, los actos que nos reclama: mayor transparencia, representatividad, responsabilidad y en definitiva, vocación de servicio. (Aplausos)
Señores Legisladores, inicio esta nueva gestión al frente del Poder Ejecutivo de la Provincia de Jujuy, con la misma fuerza, con la misma voluntad que en el mes de diciembre de 1998, cuando esta Legislatura me designó para concluir el mandato de un Gobernador fallecido y otro Gobernador que debió renunciar anticipadamente a su cargo.
Nunca podré olvidar aquellos tiempos de la convulsión social, aquellos tiempos de los bonos jujeños y los sueldos atrasados, aquellos tiempos del quiebre de los servicios esenciales, de un sistema educativo que no podía, siquiera, dar la sencilla respuesta de educar, con los hospitales cerrados, con la administración pública paralizada, con una Policía desbordada en su autoridad y en su moral. Aquellos tiempos en que por nuestros propios desencuentros estuvimos a punto de perder nuestra autonomía bajo una Intervención Federal que muchos agitaban.
Tampoco podré olvidar el acompañamiento y apoyo contundente de esta Legislatura y de la mayoría de las organizaciones de nuestra sociedad para superar el trance y comenzar lentamente a ponernos nuevamente de pié.
Mucho tiempo ha pasado, muchas cosas han sucedido en Jujuy y en la Argentina.
Soplan hoy nuevos y frescos vientos de transformación y esperanza. Existe hoy una sociedad que ha vuelto a creer, que ha vuelto a pensar que “vale la pena” hacer el esfuerzo, y tenemos un compromiso con esa sociedad.
Es hora de cosechar lo que hemos ido sembrando y seguir sembrando cada vez más, para tener más desarrollo, más bienestar y equidad social, más justicia y solidaridad, para tener, en fin, para nosotros y para nuestros hijos un futuro parecido al de nuestros sueños. Sé que juntos, como tantas veces lo hicimos y con la ayuda de Dios, podemos lograrlo. 
Muchísimas gracias.
EDUARDO FELLNER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada