abril 15, 2014

Mensaje del Gobernador de Jujuy, Walter Basilio Barrionuevo, en la apertura del período de sesiones ordinarias (2011)

MENSAJE
DEL
GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE JUJUY 
Walter Basilio Barrionuevo 
EN LA APERTURA DEL 150° PERIODO DE SESIONES ORDINARIAS
EL 1° DE ABRIL DE 2011

Señor Vicegobernador, señoras diputadas y diputados, señores invitados especiales, señor Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, señores senadores nacionales, señor presidente del Superior Tribunal de Justicia, señores diputados nacionales, jefes militares, eclesiásticos y pueblo de Jujuy.
Concurro al Poder Legislativo para informar, por mandato constitucional, sobre el estado de situación de la Administración Pública y dejar inaugurado un nuevo período de sesiones ordinarias, el Período 150º, centésimo quincuagésimo Período.
Será el último mensaje que como gobernador legítimamente electo por el Pueblo, pronunciaré ante ustedes, reafirmando el compromiso de trabajar por el bienestar de nuestra gente y la generación de oportunidades para la inclusión y la movilidad social.
Sin embargo, siento el deber inicial de rendir, en este recinto, un justo homenaje al ex presidente Néstor Kirchner. Un dirigente que ha transformado exponencialmente la realidad de nuestro país y las condiciones objetivas de Jujuy, recuperando el rol preponderante de la política, la defensa de la soberanía y la convicción de los valores. La tragedia de su muerte ha significado para gran parte de los argentinos y argentinas, la recuperación traumática de la historia reciente. Ha sido su ausencia la que puso, blanco sobre negro, la trascendencia de su gestión, su impronta federal y latinoamericana y el alcance de su perspectiva social. Mucho más, cuando cotidianamente los medios de comunicación dejan traslucir la despiadada disputa de intereses corporativos que atenta contra la construcción de un proyecto de país para todos.
Si algo nos ha dejado Néstor Kirchner como reflexión profunda, es que a la realidad la transforma necesariamente la política, pero la política edificada en la militancia de la calle y la ideología; nunca, al menos para bien, la política de los tecnócratas, ni la de los operadores del liberalismo más ferviente. (Aplausos).
No es posible entender lo que pasó en Jujuy en los últimos 20 años, si antes no comprendemos las condiciones macroestructurales de la realidad y las conductas de los hombres. Creo que la voracidad de la vida cotidiana, nos empuja con frecuencia a olvidarnos de nuestras desventuras recientes. Hace 16 años, un gobernador alertaba en este mismo lugar, y en esta misma silla: “Hoy nuestra pequeña Patria, que es Jujuy, está quebrada, está destruida, hay un pueblo que sufre”. Los que siguieron después, usaron los términos anarquía y desestabilización, lo cual era rigurosamente cierto.
Ese relato traumático de aquellos días, contrasta, en la distancia, con el Jujuy de hoy. No estoy hablando, y pido que se tenga en cuenta esta aclaración, de una provincia a-problemática. Estoy reafirmando que en un período de tiempo históricamente breve, los jujeños y las jujeñas hemos sido capaces de transformar nuestra situación, pasando del abismo extremo a la expectativa de cambio.
Esto ha sido posible por dos factores. En primer lugar porque existió, desde el año 2003, un cambio de paradigma en la gestión política de la conducción nacional. Néstor Kirchner, primero, y Cristina Fernández de Kirchner, después, instauraron un modelo de país inclusivo, y construido desde las necesidades de la población, el movimiento obrero, y no desde la óptica de los intereses externos. En segundo lugar, porque en Jujuy Eduardo Fellner interpretó y acompañó ese proceso de transformación; pugnó un lugar de protagonismo real y porque gestionó un sin fin de proyectos para obtener beneficios directos para nuestra gente. (Aplausos).
Así fuimos capaces de generar las condiciones necesarias para que la economía, la industria, la producción, la infraestructura y el desarrollo social acompañaran el crecimiento nacional y adquirieran sus propias oportunidades de despegue. Fue esa perspectiva de gestión y forma de conducir, legitimada por gran parte de la sociedad jujeña en sucesivas elecciones y discutida por una minoría, la que nos permitió recuperar años de postergación y falsas prioridades.
Quiero decir, que mientras en Jujuy en la década del ‘90 todos los esfuerzos se concentraban en hallar la mejor manera de perjudicar al comprovinciano adversario, en otros distritos la atención estaba puesta en la discusión de modelos de desarrollo. Ese tiempo perdido es irrecuperable y sólo fue posible, desde el año 2003, empezar a pensar nuestras propias necesidades y proyectos. Luego de 8 años de transitar por ese camino, podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que la agenda es una agenda renovada, que las prioridades son sensiblemente distintas y que las expectativas hacia el futuro, alentadoras. Por eso dije, cuando asumí la gobernación que la meta sería salvaguardar la defensa de las instituciones y la voluntad democrática. Hoy, en mi último año de gestión, puedo decir que he cumplido, gracias al acompañamiento de todos ustedes, con ese objetivo cívico. Con seguridad, en diciembre de este año entregaré el mando a otro gobernador electo por el Pueblo y Jujuy se afianzará así en un camino que nunca debió abandonar: el camino de la conducción política responsable. (Aplausos).
Es en este contexto, que hoy podemos hablar de una recuperación sostenida de la actividad económica, un crecimiento de los recursos tributarios y un plan ordenado de administración, con el único propósito de mantener la racionalidad de las cuentas públicas para dar respuestas a las demandas básicas de la población.
Si se analizan, por ejemplo, los principales impuestos por nivel de recaudación, se observa que el 80% del financiamiento propio provincial está relacionado directamente con el ciclo económico. Es decir, que la estructura tributaria de la provincia fue haciéndose cada vez más pro-cíclica; esto es, descansa con mayor regularidad sobre impuestos que se relacionan directamente con el nivel de actividad económica. Por eso es alentador saber que los niveles de recaudación fueron ascendiendo sostenidamente desde el año 2008, teniendo su mayor impacto en los dos primeros meses de este año, acompañando un crecimiento real en nuestro circuito económico local y, desde luego, en la economía familiar. Ese crecimiento si bien es motivador, aún es insuficiente para hablar en términos de autofinanciamiento. De todas maneras, debemos seguir por este horizonte porque las condiciones objetivas así lo demuestran. La realidad es que la familia jujeña promedio de hoy vive mejor que hace 15 años atrás; y ese no es un dato que merezca tratarse con displicencia. (Aplausos prolongados).
Otro indicador de esta realidad, es nuestra política salarial. Lejos de las tensiones de décadas pasadas, aunque con limitaciones de la coyuntura, hemos llevado adelante una actitud permanente de respeto y consideración de las demandas gremiales, tratando de cumplir, en la medida de nuestras posibilidades, con los legítimos requerimientos de la sociedad, sin violencia, sin represión y buscando los acuerdos necesarios.
Demostramos un permanente interés por mantener la capacidad adquisitiva de nuestros empleados porque sabemos que son un motor importante del circuito comercial local, sobre el cual se estructuran un sin fin de emprendimientos. Hemos logrado esta realidad defendiendo el interés colectivo y la racionalidad. Este año, estamos avocados a llegar a un acuerdo afín a las pautas nacionales. Contamos para ello, con el entendimiento de toda la dirigencia gremial, que ha demostrado, con el inicio normal del ciclo lectivo, que la gestión de los intereses públicos no es una cuestión que le corresponda a un puñado de personas, sino es el resultado efectivo de la buena voluntad de todos los actores sociales.
Pero no quiero dejar de resaltar que durante el año 2010 lo más importante en materia financiera para Jujuy fue la refinanciación de la deuda que mantenemos con el Estado nacional, lo cual significará una menor presión sobre las decisiones presupuestarias en los próximos años. Esto fue posible gracias a la decisión política de la Presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner, de constituir, por Decreto 660/2010, el Programa Nacional de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas.
Sin embargo, debemos tener en cuenta que este desahogo financiero no implica resolver nuestras necesidades estructurales de financiamiento. Por el contrario, seguimos avocados a coordinar todas las gestiones y acciones que sean necesarias para cumplir, mensualmente, con nuestras obligaciones.
También quiero decir que comprendemos la situación de cada municipio y en ese entendimiento hemos trasladado la misma refinanciación que hemos recibido a cada uno de los estados municipales, para lo cual contamos, a la fecha, con la adhesión de la casi totalidad de los mismos. (Aplausos).
Esta tracción del sector público para nada invalida el proceso de promoción del sector privado que también estamos llevando adelante. Menos aún, cuando personalmente he lamentado en reiteradas oportunidades la preponderancia de un Estado - dependencia crónica.
En abril del año pasado, me comprometí a elaborar un Plan Estratégico Productivo Provincial, que sirviese como cartografía de nuestras necesidades y políticas de Estado, considerando la realidad contextual de cada sector, región de la provincia y, básicamente, instancias de articulación con distritos y países vecinos.
Hemos iniciado así una etapa de interacción y enriquecimiento multisectorial, coordinando acciones con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación a partir del desarrollo del Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial 20 10-2016. Trabajamos en función de 15 mesas productivas y a la fecha hemos organizado 25 talleres, en los que participaron 50 instituciones y más de 600 interesados.
Acompañan también este proceso, el Consejo Provincial Agropecuario, integrado por los municipios; el Consejo Provincial del Sistema Productivo, en el que participan los representantes de las cadenas de valor; el Consejo Provincial para el Desarrollo Económico y Social, integrado por los representantes de las organizaciones sociales vinculadas al sector agroalimentario y agroindustrial con relevancia en el territorio; y un Consejo Provincial Asesor de Ciencia y Tecnología en el que participan especialistas de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), del Servicio Nacional Sanitario (SENASA) y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).
Jujuy necesita fortalecer los sistemas productivos con los que cuenta y desarrollar aquellas áreas incipientes que muestran perspectivas alentadoras para generar oportunidades de inversión, desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida. En el segundo semestre de este año, tenemos programado hacer la presentación pública del Plan Productivo, que espero sea entendida como un aporte consensuado y racional para nuestro futuro de mediano y largo plazo.
Sin perjuicio de ello, hemos llevado adelante, como política productiva, la defensa de nuestra economía tradicional: especialmente tabaco y azúcar. Sobre este último punto, y considerando las gestiones que he realizado ante la Presidenta de la Nación sobre el Decreto Reglamentario de la Ley N° 26.334, hoy podemos decir que la política de promoción del bioetanol es una realidad palpable, no sólo en términos de concreción sino en términos de nuevas oportunidades laborales. Durante el año 2010 la empresa Río Grande S.A., primero, y la Empresa Ledesma, después, pusieron en marcha las primeras plantas de producción en la provincia, con una millonaria inversión en el territorio que alienta el desarrollo de emprendimientos complementarios.
Párrafo aparte quiero dedicarle a la minería. La historia de Jujuy está profundamente vinculada con esta actividad, habiendo tenido épocas doradas de explotación que en los últimos años intentamos recuperar, pero manteniendo el equilibrio con el entorno natural. Prueba de ello fue la reactivación de Mina Pirquitas después de 20 años de parálisis. También hemos promovido, en proporción a este crecimiento, la redistribución equitativa de lo recaudado en concepto de derecho de explotación de minerales.
Estas cuestiones demandan pensar mecanismos alternativos de gestión en materia de negocios mineros e hidrocarburíferos, diseñados con el único propósito de lograr un mejor aprovechamiento de nuestros recursos naturales. En este sentido, he firmado dos Decretos de Necesidad y Urgencia, los que ya remití a esta Cámara, que responden a estas necesidades.
El primero, N° 7.592, que declara las reservas minerales que contengan litio como recurso natural estratégico generador de desarrollo socio económico de la provincia. En función de ello, los proyectos de exploración y explotación de litio serán objeto de procedimientos adicionales que incluyen la participación de expertos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET); expertos nominados por este cuerpo legislativo; expertos nominados por la Universidad Nacional de Jujuy y funcionarios provinciales. Esta medida no tiene ningún fin restrictivo, por el contrario, está pensada para defender un recurso de vital importancia para el mundo moderno y que Jujuy tiene el privilegio de contener en cantidades extraordinarias. Se trata, en definitiva, de pensar estratégicamente y con la participación de todos los actores sociales que corresponda, qué hacer con un potencial que, de ser bien aprovechado, servirá como base de sustentación de nuestra economía de mediano plazo y posibilidades de industrialización.
En este tema -si ustedes me permiten- quiero apartarme un poco del discurso escrito para comentarles dos o tres cosas. En primer lugar que no tengo ningún problema en reconocer que -al menos públicamente- la idea o la primera vez que escuché la cuestión de declararlo al litio como recurso natural estratégico surgió de la Unión Cívica Radical. No tengo problemas, es así.
En segundo lugar es necesario que conozcan algunas gestiones que han sucedido bastantes meses atrás, el año pasado concretamente y que tienen que ver con el tema. La Presidenta de la Nación me dio la oportunidad de acompañarla a Canadá el año pasado, a Toronto específicamente, donde me dio la ocasión de exponer sobre este tema ante empresarios mineros canadienses y estadounidenses. En aquella oportunidad les contaba que Jujuy integra lo que he visto en algún medio gráfico, una especie de triángulo del litio. El litio en estas cantidades extraordinarias existe exactamente justo donde está la frontera de Bolivia, Argentina y Chile. Bolivia tiene el Salar de Uyuni. Nosotros tenemos la zona de las Salinas Grandes, OlarozCauchari, la mayor cantidad; Salta tiene un poco menos, en el Salar del Hombre Muerto y Chile tiene en la zona de Atacama. Esa es la zona del litio, es la mayor reserva del mundo.
Pero en esto que promete tanto tuvimos la oportunidad de comentarles a los empresarios que nosotros acá en la Argentina, por lo menos los que tenemos origen en una vertiente política determinada, en las cuestiones de la economía, nos han enseñado algunas cosas que tienen traducción después en las políticas públicas. Por ejemplo nos enseñaron que en la Argentina era necesario cambiar un modelo agro-exportador en determinado momento de su historia. Y así es que tuvimos una impronta más industrialista que dedicada a la economía en su sector primario, siempre fuimos así desde sus orígenes a mediados del siglo XX.
Para dar un ejemplo contundente de esto recordaba, incluso allá en Canadá, que en el año 1950, gobernaba el General Perón, la Argentina era uno de los cinco países en el mundo que tenía un avión a reacción fabricado con tecnología propia en el país; éramos uno de los cinco. La historia pasó, seguramente al hemisferio norte no le cerraban nuestros planes, por eso fue que no pudimos avanzar en esto, pero tuvimos la oportunidad y lo hicimos.
Entonces, tenemos una impronta más industrialista que otra cosa; así nos enseñaron, así nos formaron. ¿Qué tiene que ver esto con la minería? Tiene que ver, porque las actividades que son meramente extractivas las miramos con menos simpatía y miramos con más empatía lo que genera valor, a lo que agrega valor, a lo que transforma la materia prima, no tan sólo porque de esa manera se recauda más impuestos, sino porque simplemente se generan más fuentes de trabajo, es un norte esencial también para nosotros.
Entonces, para este tipo de cosas hay que tener herramientas para poder inducir, desde el Estado, este nuevo camino que está influenciado por esa concepción y es lícito que lo exponga sinceramente y tiene que ver con el segundo Decreto de Necesidad y Urgencia que les había expresado hace un momento, que es el N° 7.626, mediante el cual se conforma una empresa Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (J.E.M.S.E). Ya me he referido a este tema el año pasado, pero tenía otro tipo societario que no tuve ningún inconveniente en cambiar. Esta sociedad tendrá la titularidad de las áreas hidrocarburíferas -aclaro esto, tienen que ser las áreas hidrocarburíferas y no de los otros minerales de primera y segunda categoría porque para eso necesitamos otra cuestión que se llama zonas de reserva, no le podemos dar la titularidad de esas áreas a J.E.M.S.E., pero sí de las hidrocarburíferas-. Tendrá esa titularidad salvo que se encuentren sujetas a permisos de exploración o concesiones de explotación y de los pedimentos mineros ya tramitados. Otro de los propósitos es la generación de distintos tipos de energía derivadas de fuentes renovables y/o alternativas, como ser la eólica, solar o por sistema geotermal. Los miembros del directorio serán designados por el Poder Ejecutivo, con acuerdo de la Legislatura.
La intención es, reitero, defender nuestro patrimonio y ser nosotros, los jujeños y jujeñas, los artífices de nuestro futuro en un contexto mundial de disputa por los recursos naturales. (Aplausos). Sé que ustedes, diputados y diputadas, me acompañarán en este propósito y aparte muchos de ustedes conocen la trascendencia de estos temas que estamos hablando. En relación al litio específicamente, los presidentes de bloque me han hecho llegar la inquietud de tener una entrevista con el Ministro de Hidrocarburos de la República de Bolivia porque pueden tener, allí, una experiencia distinta a la nuestra. Vamos a ejecutar esa reunión, la vamos a llevar adelante, espero, en el curso del mes de abril para que trabajemos todos juntos en esto que interesa a todos los jujeños.
En este mismo sentido, y demostrando el convencimiento que tengo al respecto, informo que en febrero de este año, he dejado sin efecto el Decreto N° 969-E1994, implementando nuevas pautas y una fórmula que simplifica la manera de realizar el cálculo del valor “Boca Mina” dentro de los parámetros establecidos en la Ley Nacional N° 24.196 Y modificatoria. En otras palabras, he dispuesto la revisión y transformación del mecanismo de cálculo de las regalías. Esta medida no tiene otro propósito que asegurar el dinero que al Pueblo de Jujuy le corresponde percibir por el uso de su tierra. Se trata, en definitiva, de un nuevo mecanismo que garantiza que las empresas liquiden lo que corresponde. A título de ejemplo les informo que la recaudación por derechos de exportación de minerales en el año 2008 fue de 2.160.000 pesos. Por el mismo concepto, en el año 2010, la recaudación ascendió a 6.600.000 pesos. Esperamos, por lo tanto, continuar con esta tendencia... (Aplausos). En términos globales del presupuesto no es una cifra significativa, sí lo es en términos de demostración de un incremento en el esfuerzo de conseguir mayores recursos genuinos por parte de la provincia y no estar dependiendo -como siempre- de las remesas nacionales.
Otro punto central, por su relevancia en la vida cotidiana pero también en el desarrollo productivo, es la construcción del Gasoducto Internacional Argentina-Bolivia. Esta obra tiene como objetivo lograr la gasificación de la Puna jujeña y sur boliviano, beneficiando, en una primera etapa, a las ciudades de Tres Cruces, Abra Pampa, y La Quiaca. En la actualidad, estamos haciendo gestiones para incorporar a Puesto del Marquez, La Intermedia y Pumahuasi.
La obra está en plena ejecución y actualmente se encuentra a menos de 5 Km. de llegar a La Quiaca. Esto implica, además de las posibilidades reales de industrialización en la zona, la ejecución de un conjunto de obras adicionales que representará una mejor calidad de vida para los pobladores -debido a la provisión de gas domiciliario- y nuevas fuentes de trabajo, tanto particulares como a gran escala.
La inversión en curso supera los 58.800.000 pesos y es realizada con fondos del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación.
Estas iniciativas macroestructurales que estamos llevando adelante para mejorar y potenciar la plataforma productiva de Jujuy, no nos impiden seguir acompañando la realidad cotidiana de nuestros productores. Siendo una política preferente de mi gestión, respaldamos todos los emprendimientos no tradicionales, brindando asistencia, capacitación y financiamiento, sea a través de planes provinciales como nacionales. Prueba de ello son las gestiones que se han llevado a cabo, por ejemplo, para construir un puente históricamente demandado por los productores de Tumbaya y que su carencia representaba un sensible obstáculo para el desarrollo. Lo mismo estamos haciendo en Maimará.
Especial mención quiero hacer también del Decreto de Necesidad y Urgencia N° 7.465 que he firmado en enero de este año, mediante el cual dispongo la aprobación del Plan de Ordenamiento Territorial Adaptativo para las Áreas Boscosas de la Provincia de Jujuy. Esta decisión se tomó en la convicción de que resulta vital contar con un instrumento para acceder a financiamiento nacional que nos permita llevar adelante emprendimientos para el aprovechamiento forestal y la habilitación de tierras para la agricultura.
Siguiendo las pautas indicadas, el Consejo de la Microempresa otorgó créditos por un valor superior a los 3.000.000 de pesos. El mayor porcentaje en función del monto concedido, fue destinado al interior de la provincia. 52 % orientado principalmente al servicio turístico.
Particular alusión quiero realizar del Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario, creado por nuestra Presidenta y que significó que una empresa jujeña, como Dulces Otito, fuera una de las primeras del país en recibir financiamiento. Esto demuestra que existe una vocación y un convencimiento real en generar nuevas oportunidades para el crecimiento. (Aplausos).
El Turismo se ha consolidado, en los últimos 8 años, como una política de Estado. Se mantuvo la curva ascendente en materia de establecimientos hoteleros y en los últimos 3 años hemos logrado un incremento del 30%, que también repercute, claro está, en la disponibilidad de camas.
Un indicador revelador es el incremento del número de arribos. Si consideramos el periodo diciembre 2007 a diciembre de 2010, el aumento fue del 44%, siendo uno de los porcentajes más elevados de la región NOA. Si bien acompañamos un crecimiento del país en este sentido, vale aclarar que en todos los rubros de la cadena de valor del turismo, Jujuy creció siempre por encima de la media nacional. (Aplausos).
Estos valores representan un impacto económico de gasto en el destino, superior a los 200.000.000 de pesos durante el año 2010, de acuerdo a cálculos realizados según parámetros de la Organización Mundial del Turismo (OMT).
Todos estos resultados tienen que ver, sin dudas, con decisiones de distinta índole que hemos adoptado. Para citar un ejemplo, la competición Rally Dakar Argentina-Chile que se llevó a cabo este año ha tenido un impacto realmente importante que merece destacarse. Convocó a más de 100.000 personas que asistieron al campamento habilitado en ciudad Perico y la ocupación hotelera fue del 100% durante los 2 días que duró el evento en Jujuy. También es importante destacar que durante el mes de enero de 2011, el impacto económico del turismo para la provincia fue prácticamente 3 veces mayor que en enero de 2008.
Ahora estamos avocados, de lleno, a la organización de los partidos de la Copa América que se jugarán en el nuevo y flamante estadio de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, cuya ampliación y remodelación se realiza con fondos del Estado nacional, por estricta decisión de la Presidenta, Dra. Cristina Fernández de Kirchner. (Aplausos).
En esa fecha tendremos seguramente una exposición extraordinaria en medios internacionales y las visitas de extranjeros movilizará el mercado interno, además de tener el derecho legítimamente ganado de ser Jujuy una de las provincias que albergará esta competencia de lujo. Esto demuestra, con hechos, que hemos logrado insertarnos -con el esfuerzo de muchas personas- en el circuito nacional e internacional. Eso no se alcanzó de casualidad, sino porque existen gestiones que así lo permiten. Superar definitivamente el pasado tiene que ver con estas oportunidades que reafirman la autoestima, la identidad local y las esperanzas de seguir haciendo cosas por Jujuy.
Ya estamos avanzado también en la posibilidad de organizar con los distritos que componen la Zona de Integración del Centro Oeste Sudamericano (ZICOSUR) un torneo regional de fútbol que promueva la integración de los pueblos, la movilidad turística y, desde luego, la competencia internacional. En igual sentido, vale recordar que Jujuy será escenario este año, en uno de sus tramos, del Desafío Ruta 40; una competición que también nos expondrá ante los ojos de la prensa internacional.
Otros de los puntos centrales que he decidido atender durante mi gestión ha sido la conservación de nuestro patrimonio, especialmente el arquitectónico. Ustedes habrán observado que en los últimos años hemos prestado especial esfuerzo en conservar las iglesias de Quebrada y Puna, nuestros museos y los edificios históricos. Hemos concentrado energías en recuperar el material fílmico, fotográfico y pictórico; promover muestras, conferencias, seminarios y todo tipo de encuentros que nos permitan repensar y valorar nuestro pasado.
Este año, como hecho predominante, hemos recuperado la Casa de Macedonia Graz, una vieja deuda del Estado. Más allá del valor simbólico que representa el nuevo destino, sobrepasa el rol museístico o cultural y está previsto que ofrezca a los visitantes, próximamente, múltiples servicios y actividades dándole al patrimonio recuperado un rol activo y dinámico.
En igual sentido, y espero que así pueda continuar en el tiempo, hemos promovido desde el propio día que asumí la gobernación, la recordación del vínculo insoslayable que existe entre el Dr. Manuel Belgrano, el Pueblo de Jujuy y las batallas independentistas. Algunos, al principio de mi gestión, intentaban minimizar la decisión que había tomado de reivindicar esa relación. Preferían hablar de un Jujuy postmoderno y artificial.
Tuvieron que suceder los multitudinarios festejos del Bicentenario de la Revolución de Mayo, que fueron presididos en Jujuy por la propia Presidenta de la Nación en una convocatoria popular sin precedentes en el acceso norte del Parque San Martín, para que muchos entendieran que el presente, no puede comprenderse exceptuando el pasado. Somos, todos nosotros, herederos del sacrificio y el esfuerzo de miles de anónimos que dieron la vida por esta tierra. (Aplausos).
Por eso es que decidí, a partir del acompañamiento de artistas, intelectuales, historiadores, ingenieros y arquitectos, rendir un justo homenaje a esos héroes de la Revolución de Mayo. Inauguramos a fines del año pasado, en compañía de todos los senadores y diputados nacionales tanto del oficialismo como la oposición y autoridades del municipio capitalino, el Monumento del Bicentenario en uno de los predios de la nueva Terminal de Omnibus; una gigantesca obra, de 30 metros de altura, que representa el tiempo -es decir la memoria de un pasado, pero también la vivencia de un presente-, el lugar -o sea el espacio que contuvo los hechos, que se adapta a los cambios y hoy muestra huellas del proceso que nos representa- y el Pueblo -es decir los cambios, la evolución que experimenta hasta alcanzar la realidad con la que hoy se encuentra, favoreciendo el reconocimiento de lo realizado y la proyección de hacia dónde se busca llegar-. Tiempo, Espacio y Lugar son tres variables que interactúan y representan las vivencias de nuestro querido Jujuy.
Además, el extraordinario sistema de iluminación que puede observarse por las noches es sencillamente el deseo que tiene un gobierno de recordar permanentemente lo que los jujeños fuimos y somos capaces de hacer.
Este año tenemos pensado concluir, en el mismo lugar, el Parque del Bicentenario, un ámbito donde instalaremos museos virtuales para que todos los que lleguen a la nueva Terminal, nos conozcan en serio y no a partir de los caprichos de la historia oficial. Espero que me entiendan y acompañen en una tarea cada vez más compleja en el mundo moderno: no perder nuestra identidad. Seguramente, el Bicentenario del Exodo será otra ocasión para sentirnos orgullosos de nosotros mismos. (Aplausos).
En este contexto, quiero explicarles a ustedes, diputados y diputadas y al Pueblo de Jujuy, una decisión que tomé meses atrás y que generó opiniones encontradas: la instalación de rejas en el perímetro de la Casa de Gobierno.
Nunca he ocultado mi deseo de conservar nuestro patrimonio, pero tampoco de agotar todas las instancias para evitar medidas extremas. Por eso debo contarles que el histórico edificio de la Casa de Gobierno está sometido, desde hace años, a un desgaste preocupante.
El caso más concreto son las estatuas de Lola Mora, no sólo expuestas a las condiciones de la urbanidad sino al daño de la gente. Durante mi gestión y frente a la rotura de piezas históricas, he recurrido -varias veces- al diálogo, pidiendo que no se atentara contra el patrimonio. Después, reforzamos con distintos operativos policiales y rejas móviles, pero no fue posible mermar el deterioro. Entonces, ¿qué hacer? ¿Cruzarse de brazos o actuar? Mucho más, cuando el Salón de la Bandera está sintiendo, por las condiciones de su propia estructura, las vibraciones de las bombas de estruendo que regularmente se tiran tanto en la explanada como en el hall de entrada. Existe allí un daño silencioso e irreparable.
Algunos dirán: “la solución es dar soluciones”. Es cierto, y hemos dado todas las soluciones posibles a todas las demandas planteadas. Durante mi gobierno, nadie puede decir que su reclamo no fue atendido o solucionado. En algunos casos hubo respuestas parciales; en otros, contestaciones inmediatas, pero siempre con la voluntad de resolver, nunca de esconder la responsabilidad o cercenar el derecho de protesta.
Aún así, sigue, por momentos, el desatino. Por eso, y a pesar de las críticas que pudieran surgir, decidí instalar las rejas, consultando a expertos en la materia y respetando el estilo arquitectónico.
Es la solución de corto plazo más eficaz para reducir el daño. A nadie le gusta vivir de esa forma, lo reconozco. Pero tampoco a nadie le gusta ver cómo una casa que es de todos termina siendo injustamente deteriorada. Yo asumo el costo político de esta decisión y lo hago porque sé del perjuicio que se está produciendo. (Aplausos).
Quiero transmitirles o pedirles que hagamos un simple ejercicio de cálculo aritmético, para que se tome dimensión de lo que estamos hablando.
En Jujuy, para tomar un promedio absolutamente conservador y prudente, por lo menos una vez al mes se produce una expresión de protesta con uso de bombas de estruendo. Se ha hecho un cálculo de la cantidad de bombas que se tiran en el hall de la Casa de Gobierno o en la vereda y con un cálculo aún más conservador es una cada 15 minutos. Eso significa que en 8 horas de protesta son 32 bombas de estruendo; eso significa que son más de 300 al año; eso significa que en los últimos 10 años han sido más de 3.000 bombas de estruendo ¡y las bombas las escuchamos en Jujuy desde hace 20 años!
Imaginémonos por un momento, por supuesto que no es lo mismo todas juntas que cada tanto, pero imaginemos por un momento lo que significa eso; si en un edificio por razones técnicas, aún en momentos que no ocurre absolutamente nada se produce lo que se denomina “fatiga de material” -fatiga de material, los materiales se fatigan solos, con sólo estar-, imagínense lo que se produce cuando hay un elemento externo que multiplica los efectos de la fatiga natural del material. Me he creído en la obligación de contarles esto porque cuando uno analiza ese tipo de cuestiones o nadie se lo cuenta, no se le pasa por la cabeza, es necesario que todos sepamos estas cosas.
Espero, de corazón, que el tiempo me demuestre lo contrario y lleguemos al momento en el cual la conciencia por conservar lo nuestro sea moneda corriente y la instalación de estas rejas se recuerde como una simple anécdota. (Aplausos).
La Salud. La Salud ha sido un eje estructural. Y cuando digo un eje estructural no estoy empleando un recurso lingüístico rimbombante, sino enfatizando con sinceridad lo que hemos realizado en estos últimos años para garantizar el efectivo cumplimiento de un derecho humano y un deber del Estado.
La historia de Jujuy en materia sanitaria es tan significativa que sería un descrédito mirar intencionalmente a un costado. Por el contrario, existe una responsabilidad que se debe asumir sin medias tintas, porque es el bienestar de nuestra gente lo que se discute. Por eso, no hemos gastado en Salud sino hemos invertido en Salud. (Aplausos).
En este propósito hemos resignificado las políticas de Atención Primaria instauradas por el Dr. Carlos Alvarado, reforzando el sistema en el interior de la provincia, mejorando progresivamente la infraestructura, el equipamiento y la cantidad y calidad de los recursos humanos. De esta forma y gracias a una política de regionalización, cada uno de los jujeños y jujeñas, independientemente del lugar donde vivan, ahora pueden acceder a una mayor cantidad de servicios sin necesidad de largos y costosos traslados hacia los principales ejidos urbanos. Para ello, hemos mejorado los servicios de los hospitales de mayor complejidad.
Este año inauguramos un nuevo sector en el Hospital “Dr. Jorge Uro” de La Quiaca: habilitamos la maternidad, una moderna neonatología, guardia, sector de admisión y un tomógrafo. Conscientes de que las enfermedades no reconocen fronteras políticas, las obras del hospital fronterizo, adquieren especial trascendencia, no sólo para la provincia, sino también para el hermano país de Bolivia, garantizando excelencia y tratamiento oportuno de las patologías y problemas sanitarios que afectan a la región.
En el Hospital “Dr. Oscar Orías” de Libertador General San Martín se llevó a cabo la instalación del servicio de tomografía computada y mamografía; se inauguró un Centro de Adicciones post agudos en el Hospital “Dr. Vicente Arroyabe”; inauguramos en Palpalá el Centro de Atención Primaria de Salud (CAPS) “25 de Mayo”; en el Hospital “General Manuel Belgrano” de la ciudad de Humahuaca, inauguramos los servicios de mamografía y hemoterapia, y se entregó una ambulancia de alta complejidad; se amplió la red de oxígeno en el Hospital “Dr. Guillermo Paterson” de San Pedro; en el Hospital “Presbítero Escolástico Zegada” de Fraile Pintado, se dio apertura a un sector destinado a consultorios externos y control de niños sanos. También se llevó a cabo la refacción de un importante sector del Hospital “Nuestra Señora Del Pilar” de El Talar; se inauguraron Centros lntegradores Comunitarios (ClCs) en las localidades de Rodeito, San Pedro, Caimancito, Palpalá, Palma Sola, El Fuerte y Perico; concluimos las obras de mejoras y ampliación en el Hospital “Pablo Soria”, poniendo en funcionamiento nuevos equipamientos quirúrgicos de alta complejidad. Inauguramos nuevas salas de internación en el Hospital “Dr. Néstor Sequeiros” .
Todas estas acciones son el resultado de una política de Estado en Salud. Algunos dirán que es necesario mejorar algunos servicios, potenciar otras atenciones, seguir trabajando en nosocomios del interior. Es cierto, la gestión pública, muy especialmente en materia sanitaria, siempre está ajustada a demandas y necesidades de la población que son dinámicas.
Quiero compartir con ustedes algunos datos. Desde el año 2008 hasta la fecha, no ha quedado región de la provincia que no haya sido fortalecida con nuestra política de infraestructura y equipamiento: hemos construido el nuevo Hospital de Niños “Dr. Héctor Quintana”; se ha construido el Hospital de Susques y se está edificando el Hospital de Abra Pampa. En Libertador General San Martín pusimos en marcha nuevos servicios en clínicas médicas, pediatría y quirófanos. En San Pedro de Jujuy, respondiendo a una sentida necesidad, habilitamos el servicio de terapia intensiva, refaccionamos clínicas médicas, cirugía, maternidad y neonatología. En Palpalá, inauguramos nuevos consultorios y servicios de radiología. En Tilcara, Fraile Pintado y La Esperanza habilitamos nuevos consultorios y en Perico el crecimiento del hospital local fue significativo debido a los regulares aportes de la administración de la Finca El Pongo.
La creación del SAME en el ramal jujeño mejoró notoriamente la atención de emergencias. Incorporamos 31 ambulancias y 18 camionetas de doble cabina para el traslado del personal de Atención Primaria de la Salud en toda la provincia y tenemos proyectado, este año, añadir 15 ambulancias más.
Tampoco hemos descuidado el Hospital “Pablo Soria”. En los últimos años habilitamos la Unidad Coronaria y refaccionamos completamente el servicio de nutrición, terapia intensiva y los quirófanos. También instalamos un tomógrafo y un mamógrafo.
Cómo verán, todo un sistema de mejoramiento cuyo principal propósito es la gente, la atención y su cuidado. Para que todos nos sintamos orgullosos, recientemente nuestra provincia fue distinguida por el Banco Mundial por el desempeño demostrado en campañas de vacunación, donación de sangre, chagas y dengue. (Aplausos).
Esto nos alienta a seguir adelante. Ya estamos construyendo el Centro Materno Infantil en el lugar donde se encontraba el viejo edificio del Hospital de Niños “Dr. Héctor Quintana”. Esto significa que Jujuy dispondrá de una maternidad y neonatología, que reemplazará la que actualmente se encuentra en el Hospital “Pablo Soria” y estará en condiciones de atender con un grado de excelencia único a más de 5.000 nacimientos al año. El costo de la obra es 35.000.000 de pesos y su financiamiento -no reintegrable- está garantizado por el Ministerio de Salud de la Nación, por decisión de la Presidenta, Dra. Cristina Fernández de Kirchner. (Aplausos). Se encuentra también, con óptimo avance, la construcción del nuevo Hospital de Abra Pampa, que fue posible gracias a un financiamiento otorgado por el PAMI. En el transcurso de este año inauguraremos este nosocomio de vital importancia para la región. También iniciaremos, en el 2011, las obras de construcción de una nueva Maternidad y Servicio de Neonatología en el Hospital “Ing. Snopek” de Alto Comedero.
Asimismo, se están iniciando obras, con los Fondos de la Soja, en centros de salud y consultorios de San Pedro de Jujuy, Libertador General San Martín, El Carmen, Fraile Pintado, Caimancito y Calilegua. En el Hospital San Roque iniciamos las obras correspondientes a la construcción de nuevo servicio de guardia, terapia intensiva y laboratorio.
Pronto se iniciarán las obras para refuncionalizar el servicio de maternidad y quirófanos del Hospital “General Manuel Belgrano” de Humahuaca. Se ha conseguido el financiamiento, a través del Banco Mundial, para la construcción del Centro Hematológico Provincial (Banco de Sangre), lo cual redundará en un perfeccionamiento en las labores que actualmente se realizan desde la Coordinación Provincial de Hemoterapia, que pasará a contar con un edificio propio. El monto a invertir es de 6.000.000 de pesos y el Centro funcionará en el predio del Hospital “Ing. Snopek” de Alto Comedero.
Todo esto que hemos expuesto no tiene un sentido estrictamente difusor, sino un impacto real en la calidad de vida de nuestra gente. Para demostrar esta realidad, abordaré un tema tabú en Jujuy: la mortalidad infantil y la mortalidad materna; indicadores sensibles de las condiciones de vida de la población.
En 2010, por primera vez en la historia, Jujuy tuvo una tasa de mortalidad materna inferior al promedio nacional; un indicador que nos motiva y alienta para seguir en esta batalla. No debemos perder de vista que la principal causa de mortalidad materna en nuestra provincia es el aborto clandestino. Incrementar los años y calidad de educación de las madres es un punto básico para posibilitar la elección del momento del embarazo y disfrutar de la maternidad. La mortalidad de las mujeres no se puede reducir a un mero problema de salud pública, es ante todo un problema de derechos humanos. Evitar la catástrofe que significa una muerte materna, constituye otro eje principal de una buena política sanitaria y requiere el compromiso social de la comunidad. Necesitamos recrear una cultura de la salud, orientada a la promoción y educación referida a la responsabilidad y derechos reproductivos.
En este sentido, informo a ustedes que Jujuy ha sido una de las pocas provincias que ha reducido la mortalidad por cáncer de cuello de útero. Es un logro que nos enorgullece, pero que nos impulsa a seguir trabajando, sin descanso, para cuidar -más que nunca - a nuestras mujeres. (Aplausos).
Permítanme contarles ahora que a fines de 2010, la Dirección Nacional de Estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación informó sobre la tasa de mortalidad infantil del año 2009. Allí se comunicó que Jujuy había registrado una tasa del 11,5 por mil, cuando la tasa nacional es del 12,1 por mil. Por primera vez en la historia, la Provincia está por debajo del promedio nacional. Somos el único distrito del norte argentino que logró esta meta. (Aplausos).
La mejora de este indicador refleja muchas cosas más que el simple funcionamiento del sistema sanitario: habla de mejor educación, habla de agua potable, de cloacas, de condiciones dignas de vida. Hubiese sido imposible modificar este índice sin una política de Estado de mejorar las condiciones sociales. (Aplausos).
En concordancia con todas estas medidas, quiero anunciar la reciente adquisición de una Unidad Sanitaria Móvil de la Mujer. El equipo, financiado con aportes del Ministerio de Salud de la Nación, consta de un semirremolque de 12 metros de largo con unidad tractora con sistema de energía propio, 2 consultorios, un laboratorio, baño, un mamógrafo de alta resolución, un ecógrafo portátil, reveladora automática, electrocardiógrafo, microscopio trinocular, esterilizador y equipamiento completo de consultorio ginecológico. Es una herramienta clave para cuidar embarazos y alcanzar un funcionamiento apropiado y equitativo del Programa de Prevención y Diagnóstico Precoz del Cáncer de Mama y Cuello Uterino, ya que permitirá realizar mamografías y papanicolau a mujeres residentes en la zona de la Puna, de la Quebrada y de las regiones alejadas del Ramal jujeño. (Aplausos).
Como saben, una de mis preocupaciones fue la recuperación, en todos los sentidos posibles de interpretación, de la Finca El Pongo. Hoy puedo anunciar que la remisión de dinero en efectivo al Hospital “Dr. Arturo Zabala” ha crecido exponencialmente desde que asumió la nueva administración. De los 30.000 pesos anuales que se entregaban hasta el 2008, pasamos a remitir 300.000 mil pesos en el año.
Tuvieron que suceder los multitudinarios festejos del Bicentenario de la Revolución de Mayo, que fueron presididos en Jujuy por la propia Presidenta de la Nación en una convocatoria popular sin precedentes en el acceso norte del Parque San Martín, para que muchos entendieran que el presente, no puede comprenderse exceptuando el pasado. Somos, todos nosotros, herederos del sacrificio y el esfuerzo de miles de anónimos que dieron la vida por esta tierra. (Aplausos).
Por eso es que decidí, a partir del acompañamiento de artistas, intelectuales, historiadores, ingenieros y arquitectos, rendir un justo homenaje a esos héroes de la Revolución de Mayo. Inauguramos a fines del año pasado, en compañía de todos los senadores y diputados nacionales tanto del oficialismo como la oposición y autoridades del municipio capitalino, el Monumento del Bicentenario en uno de los predios de la nueva Terminal de Omnibus; una gigantesca obra, de 30 metros de altura, que representa el tiempo -es decir la memoria de un pasado, pero también la vivencia de un presente-, el lugar -o sea el espacio que contuvo los hechos, que se adapta a los cambios y hoy muestra huellas del proceso que nos representa- y el Pueblo -es decir los cambios, la evolución que experimenta hasta alcanzar la realidad con la que hoy se encuentra, favoreciendo el reconocimiento de lo realizado y la proyección de hacia dónde se busca llegar-. Tiempo, Espacio y Lugar son tres variables que interactúan y representan las vivencias de nuestro querido Jujuy.
Además, el extraordinario sistema de iluminación que puede observarse por las noches es sencillamente el deseo que tiene un gobierno de recordar permanentemente lo que los jujeños fuimos y somos capaces de hacer.
Este año tenemos pensado concluir, en el mismo lugar, el Parque del Bicentenario, un ámbito donde instalaremos museos virtuales para que todos los que lleguen a la nueva Terminal, nos conozcan en serio y no a partir de los caprichos de la historia oficial. Espero que me entiendan y acompañen en una tarea cada vez más compleja en el mundo moderno: no perder nuestra identidad. Seguramente, el Bicentenario del Exodo será otra ocasión para sentirnos orgullosos de nosotros mismos. (Aplausos).
En este contexto, quiero explicarles a ustedes, diputados y diputadas y al Pueblo de Jujuy, una decisión que tomé meses atrás y que generó opiniones encontradas: la instalación de rejas en el perímetro de la Casa de Gobierno.
Nunca he ocultado mi deseo de conservar nuestro patrimonio, pero tampoco de agotar todas las instancias para evitar medidas extremas. Por eso debo contarles que el histórico edificio de la Casa de Gobierno está sometido, desde hace años, a un desgaste preocupante.
El caso más concreto son las estatuas de Lola Mora, no sólo expuestas a las condiciones de la urbanidad sino al daño de la gente. Durante mi gestión y frente a la rotura de piezas históricas, he recurrido -varias veces- al diálogo, pidiendo que no se atentara contra el patrimonio. Después, reforzamos con distintos operativos policiales y rejas móviles, pero no fue posible mermar el deterioro. Entonces, ¿qué hacer? ¿Cruzarse de brazos o actuar? Mucho más, cuando el Salón de la Bandera está sintiendo, por las condiciones de su propia estructura, las vibraciones de las bombas de estruendo que regularmente se tiran tanto en la explanada como en el hall de entrada. Existe allí un daño silencioso e irreparable.
Algunos dirán: “la solución es dar soluciones”. Es cierto, y hemos dado todas las soluciones posibles a todas las demandas planteadas. Durante mi gobierno, nadie puede decir que su reclamo no fue atendido o solucionado. En algunos casos hubo respuestas parciales; en otros, contestaciones inmediatas, pero siempre con la voluntad de resolver, nunca de esconder la responsabilidad o cercenar el derecho de protesta.
Aún así, sigue, por momentos, el desatino. Por eso, y a pesar de las críticas que pudieran surgir, decidí instalar las rejas, consultando a expertos en la materia y respetando el estilo arquitectónico.
Es la solución de corto plazo más eficaz para reducir el daño. A nadie le gusta vivir de esa forma, lo reconozco. Pero tampoco a nadie le gusta ver cómo una casa que es de todos termina siendo injustamente deteriorada. Yo asumo el costo político de esta decisión y lo hago porque sé del perjuicio que se está produciendo. (Aplausos).
Quiero transmitirles o pedirles que hagamos un simple ejercicio de cálculo aritmético, para que se tome dimensión de lo que estamos hablando.
En Jujuy, para tomar un promedio absolutamente conservador y prudente, por lo menos una vez al mes se produce una expresión de protesta con uso de bombas de estruendo. Se ha hecho un cálculo de la cantidad de bombas que se tiran en el hall de la Casa de Gobierno o en la vereda y con un cálculo aún más conservador es una cada 15 minutos. Eso significa que en 8 horas de protesta son 32 bombas de estruendo; eso significa que son más de 300 al año; eso significa que en los últimos 10 años han sido más de 3.000 bombas de estruendo ¡y las bombas las escuchamos en Jujuy desde hace 20 años!
Imaginémonos por un momento, por supuesto que no es lo mismo todas juntas que cada tanto, pero imaginemos por un momento lo que significa eso; si en un edificio por razones técnicas, aún en momentos que no ocurre absolutamente nada se produce lo que se denomina “fatiga de material” -fatiga de material, los materiales se fatigan solos, con sólo estar-, imagínense lo que se produce cuando hay un elemento externo que multiplica los efectos de la fatiga natural del material. Me he creído en la obligación de contarles esto porque cuando uno analiza ese tipo de cuestiones o nadie se lo cuenta, no se le pasa por la cabeza, es necesario que todos sepamos estas cosas.
Espero, de corazón, que el tiempo me demuestre lo contrario y lleguemos al momento en el cual la conciencia por conservar lo nuestro sea moneda corriente y la instalación de estas rejas se recuerde como una simple anécdota. (Aplausos).
La Salud. La Salud ha sido un eje estructural. Y cuando digo un eje estructural no estoy empleando un recurso lingüístico rimbombante, sino enfatizando con sinceridad lo que hemos realizado en estos últimos años para garantizar el efectivo cumplimiento de un derecho humano y un deber del Estado.
La historia de Jujuy en materia sanitaria es tan significativa que sería un descrédito mirar intencionalmente a un costado. Por el contrario, existe una responsabilidad que se debe asumir sin medias tintas, porque es el bienestar de nuestra gente lo que se discute. Por eso, no hemos gastado en Salud sino hemos invertido en Salud. (Aplausos).
En este propósito hemos resignificado las políticas de Atención Primaria instauradas por el Dr. Carlos Alvarado, reforzando el sistema en el interior de la provincia, mejorando progresivamente la infraestructura, el equipamiento y la cantidad y calidad de los recursos humanos. De esta forma y gracias a una política de regionalización, cada uno de los jujeños y jujeñas, independientemente del lugar donde vivan, ahora pueden acceder a una mayor cantidad de servicios sin necesidad de largos y costosos traslados hacia los principales ejidos urbanos. Para ello, hemos mejorado los servicios de los hospitales de mayor complejidad.
Este año inauguramos un nuevo sector en el Hospital “Dr. Jorge Uro” de La Quiaca: habilitamos la maternidad, una moderna neonatología, guardia, sector de admisión y un tomógrafo. Conscientes de que las enfermedades no reconocen fronteras políticas, las obras del hospital fronterizo, adquieren especial trascendencia, no sólo para la provincia, sino también para el hermano país de Bolivia, garantizando excelencia y tratamiento oportuno de las patologías y problemas sanitarios que afectan a la región.
En el Hospital “Dr. Oscar Orías” de Libertador General San Martín se llevó a cabo la instalación del servicio de tomografía computada y mamografía; se inauguró un Centro de Adicciones post agudos en el Hospital “Dr. Vicente Arroyabe”; inauguramos en Palpalá el Centro de Atención Primaria de Salud (CAPS) “25 de Mayo”; en el Hospital “General Manuel Belgrano” de la ciudad de Humahuaca, inauguramos los servicios de mamografía y hemoterapia, y se entregó una ambulancia de alta complejidad; se amplió la red de oxígeno en el Hospital “Dr. Guillermo Paterson” de San Pedro; en el Hospital “Presbítero Escolástico Zegada” de Fraile Pintado, se dio apertura a un sector destinado a consultorios externos y control de niños sanos. También se llevó a cabo la refacción de un importante sector del Hospital “Nuestra Señora Del Pilar” de El Talar; se inauguraron Centros lntegradores Comunitarios (ClCs) en las localidades de Rodeito, San Pedro, Caimancito, Palpalá, Palma Sola, El Fuerte y Perico; concluimos las obras de mejoras y ampliación en el Hospital “Pablo Soria”, poniendo en funcionamiento nuevos equipamientos quirúrgicos de alta complejidad. Inauguramos nuevas salas de internación en el Hospital “Dr. Néstor Sequeiros” .
Todas estas acciones son el resultado de una política de Estado en Salud. Algunos dirán que es necesario mejorar algunos servicios, potenciar otras atenciones, seguir trabajando en nosocomios del interior. Es cierto, la gestión pública, muy especialmente en materia sanitaria, siempre está ajustada a demandas y necesidades de la población que son dinámicas.
Quiero compartir con ustedes algunos datos. Desde el año 2008 hasta la fecha, no ha quedado región de la provincia que no haya sido fortalecida con nuestra política de infraestructura y equipamiento: hemos construido el nuevo Hospital de Niños “Dr. Héctor Quintana”; se ha construido el Hospital de Susques y se está edificando el Hospital de Abra Pampa. En Libertador General San Martín pusimos en marcha nuevos servicios en clínicas médicas, pediatría y quirófanos. En San Pedro de Jujuy, respondiendo a una sentida necesidad, habilitamos el servicio de terapia intensiva, refaccionamos clínicas médicas, cirugía, maternidad y neonatología. En Palpalá, inauguramos nuevos consultorios y servicios de radiología. En Tilcara, Fraile Pintado y La Esperanza habilitamos nuevos consultorios y en Perico el crecimiento del hospital local fue significativo debido a los regulares aportes de la administración de la Finca El Pongo.
La creación del SAME en el ramal jujeño mejoró notoriamente la atención de emergencias. Incorporamos 31 ambulancias y 18 camionetas de doble cabina para el traslado del personal de Atención Primaria de la Salud en toda la provincia y tenemos proyectado, este año, añadir 15 ambulancias más.
Tampoco hemos descuidado el Hospital “Pablo Soria”. En los últimos años habilitamos la Unidad Coronaria y refaccionamos completamente el servicio de nutrición, terapia intensiva y los quirófanos. También instalamos un tomógrafo y un mamógrafo.
Cómo verán, todo un sistema de mejoramiento cuyo principal propósito es la gente, la atención y su cuidado. Para que todos nos sintamos orgullosos, recientemente nuestra provincia fue distinguida por el Banco Mundial por el desempeño demostrado en campañas de vacunación, donación de sangre, chagas y dengue. (Aplausos).
Esto nos alienta a seguir adelante. Ya estamos construyendo el Centro Materno Infantil en el lugar donde se encontraba el viejo edificio del Hospital de Niños “Dr. Héctor Quintana”. Esto significa que Jujuy dispondrá de una maternidad y neonatología, que reemplazará la que actualmente se encuentra en el Hospital “Pablo Soria” y estará en condiciones de atender con un grado de excelencia único a más de 5.000 nacimientos al año. El costo de la obra es 35.000.000 de pesos y su financiamiento -no reintegrable- está garantizado por el Ministerio de Salud de la Nación, por decisión de la Presidenta, Dra. Cristina Fernández de Kirchner. (Aplausos). Se encuentra también, con óptimo avance, la construcción del nuevo Hospital de Abra Pampa, que fue posible gracias a un financiamiento otorgado por el PAMI. En el transcurso de este año inauguraremos este nosocomio de vital importancia para la región. También iniciaremos, en el 2011, las obras de construcción de una nueva Maternidad y Servicio de Neonatología en el Hospital “Ing. Snopek” de Alto Comedero.
Asimismo, se están iniciando obras, con los Fondos de la Soja, en centros de salud y consultorios de San Pedro de Jujuy, Libertador General San Martín, El Carmen, Fraile Pintado, Caimancito y Calilegua. En el Hospital San Roque iniciamos las obras correspondientes a la construcción de nuevo servicio de guardia, terapia intensiva y laboratorio.
Pronto se iniciarán las obras para refuncionalizar el servicio de maternidad y quirófanos del Hospital “General Manuel Belgrano” de Humahuaca. Se ha conseguido el financiamiento, a través del Banco Mundial, para la construcción del Centro Hematológico Provincial (Banco de Sangre), lo cual redundará en un perfeccionamiento en las labores que actualmente se realizan desde la Coordinación Provincial de Hemoterapia, que pasará a contar con un edificio propio. El monto a invertir es de 6.000.000 de pesos y el Centro funcionará en el predio del Hospital “Ing. Snopek” de Alto Comedero.
Todo esto que hemos expuesto no tiene un sentido estrictamente difusor, sino un impacto real en la calidad de vida de nuestra gente. Para demostrar esta realidad, abordaré un tema tabú en Jujuy: la mortalidad infantil y la mortalidad materna; indicadores sensibles de las condiciones de vida de la población.
En 2010, por primera vez en la historia, Jujuy tuvo una tasa de mortalidad materna inferior al promedio nacional; un indicador que nos motiva y alienta para seguir en esta batalla. No debemos perder de vista que la principal causa de mortalidad materna en nuestra provincia es el aborto clandestino. Incrementar los años y calidad de educación de las madres es un punto básico para posibilitar la elección del momento del embarazo y disfrutar de la maternidad. La mortalidad de las mujeres no se puede reducir a un mero problema de salud pública, es ante todo un problema de derechos humanos. Evitar la catástrofe que significa una muerte materna, constituye otro eje principal de una buena política sanitaria y requiere el compromiso social de la comunidad. Necesitamos recrear una cultura de la salud, orientada a la promoción y educación referida a la responsabilidad y derechos reproductivos.
En este sentido, informo a ustedes que Jujuy ha sido una de las pocas provincias que ha reducido la mortalidad por cáncer de cuello de útero. Es un logro que nos enorgullece, pero que nos impulsa a seguir trabajando, sin descanso, para cuidar -más que nunca - a nuestras mujeres. (Aplausos).
Permítanme contarles ahora que a fines de 2010, la Dirección Nacional de Estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación informó sobre la tasa de mortalidad infantil del año 2009. Allí se comunicó que Jujuy había registrado una tasa del 11,5 por mil, cuando la tasa nacional es del 12,1 por mil. Por primera vez en la historia, la Provincia está por debajo del promedio nacional. Somos el único distrito del norte argentino que logró esta meta. (Aplausos).
La mejora de este indicador refleja muchas cosas más que el simple funcionamiento del sistema sanitario: habla de mejor educación, habla de agua potable, de cloacas, de condiciones dignas de vida. Hubiese sido imposible modificar este índice sin una política de Estado de mejorar las condiciones sociales. (Aplausos).
En concordancia con todas estas medidas, quiero anunciar la reciente adquisición de una Unidad Sanitaria Móvil de la Mujer. El equipo, financiado con aportes del Ministerio de Salud de la Nación, consta de un semirremolque de 12 metros de largo con unidad tractora con sistema de energía propio, 2 consultorios, un laboratorio, baño, un mamógrafo de alta resolución, un ecógrafo portátil, reveladora automática, electrocardiógrafo, microscopio trinocular, esterilizador y equipamiento completo de consultorio ginecológico. Es una herramienta clave para cuidar embarazos y alcanzar un funcionamiento apropiado y equitativo del Programa de Prevención y Diagnóstico Precoz del Cáncer de Mama y Cuello Uterino, ya que permitirá realizar mamografías y papanicolau a mujeres residentes en la zona de la Puna, de la Quebrada y de las regiones alejadas del Ramal jujeño. (Aplausos).
Como saben, una de mis preocupaciones fue la recuperación, en todos los sentidos posibles de interpretación, de la Finca El Pongo. Hoy puedo anunciar que la remisión de dinero en efectivo al Hospital “Dr. Arturo Zabala” ha crecido exponencialmente desde que asumió la nueva administración. De los 30.000 pesos anuales que se entregaban hasta el 2008, pasamos a remitir 300.000 mil pesos en el año 2010; además de ejecutar obras de vital importancia como la red de oxigeno medicinal.
En igual sentido, se recuperó el esquema productivo de la finca, llevando adelante una nueva política de arrendamiento, invirtiendo en riego y caminos, gestionando nuevas oportunidades de negocios y defendiendo, principalmente el alto valor moral que tiene el legado de Don Plinio Zabala. Es así que se ha mejorado notoriamente la producción de azúcar y tabaco y ya estamos en condiciones de poner en marcha una renovada estrategia ganadera.
Mi anhelo es que la Finca El Pongo siga siendo, entonces, lo que siempre tuvo que ser: el espacio real donde confluyen la solidaridad, el trabajo y el esfuerzo entre hermanos. (Aplausos).
La inseguridad es una problemática que aflige al ciudadano. Pero no una problemática que pueda explicarse o abordarse en términos binarios: mano dura versus garantismo. Es una cuestión compleja que incluye los parámetros de la convivencia social, el respeto por el otro, la tolerancia y, desde luego, las políticas públicas.
Es así que iniciamos el Plan Provincial de Seguridad. Este plan incluyó tres ejes: equipamiento y modernización de las fuerzas del orden; nuevas disposiciones que regulen los ámbitos de interacción social, comercio y otros; y la lucha contra el narcotráfico.
Sobre el primer punto, podemos decir que en los últimos años hemos equipado a la Policía de la Provincia de manera notoria. No quiero detenerme en el detalle de cada provisión, pero sí puedo decir que todos los elementos adquiridos no se hicieron con un espíritu represivo o de confrontación, sino con un espíritu de actualización tecnológica que permita actuar mayormente desde la prevención.
Un ejemplo paradigmático de esta perspectiva, es la inminente puesta en función de un sistema de monitoreo urbano mediante cámaras fijas y móviles, con visores de alta calidad, en distintos puntos estratégicos de la ciudad Capital. Este sistema trabajará en áreas de seguridad vial y tránsito, seguridad urbana, bancos, escuelas, edificios, monumentos, y un sinnúmero de aplicaciones.
La posibilidad de monitorear en tiempo real, permitirá prevenir y/o actuar de forma inmediata ante un suceso, y determinar responsables. En una primera etapa se ha propuesto la instalación de 57 cámaras (con movimiento de 360°) con funcionamiento las 24 horas y equipadas con potentes herramientas de focalización.
El Centro de Monitoreo Urbano coordinará acciones con el Departamento de Operaciones de la Policía, para ganar mayor agilidad y operatividad al momento de detectar la comisión de hechos delictivos. El operativo podrá completarse articulando tareas con el servicio de emergencias policiales 101. La concreción de este proyecto, se transformará en un eficaz aliado del Poder Judicial, ya que la grabación de imágenes aportará pruebas fehacientes a la hora de esclarecer un delito en la etapa de investigación.
La Legislatura va a tener un rol importante también en esto porque necesitamos la sanción de leyes que le otorguen fuerza aprobatoria y eficacia a las filmaciones; esto se ha hecho ya en las provincias argentinas en donde funciona el sistema, así que en pocos días vamos a remitir los proyectos de ley respectivos para someterlos a consideración de los señores diputados y diputadas.
Por otro lado, esta nueva herramienta tecnológica brindará un recurso fundamental para interactuar con distintos organismos como el SAME o la Coordinación de Emergencias.
Si bien durante la primera etapa se trabajará en San Salvador de Jujuy, ya tenemos planificado llevar esta herramienta a las ciudades más importantes del interior de la provincia.
Como verán, ya no se trata de prepararse para una guerra entre hermanos, sino de encontrar los caminos necesarios que le permitan al Estado promover una convivencia responsable.
El segundo punto tiene que ver con las medidas que hemos tomado respecto a un reordenamiento de las fuerzas públicas promoviendo la articulación con otras instituciones del orden y, desde luego, la participación vecinal. Sobre este último punto permítanme decir que a través de la creación de la Dirección de Coordinación Vecinal, se ha interactuado con más de 150 barrios, municipios y comisiones municipales, tanto de Capital como del interior. Hoy, más que nunca, sabemos qué piensa cada ciudadano y ciudadana y cuáles son sus inquietudes. Otro punto clave fue la revisión de algunas normas, como el control de los comercios de compra-venta de artículos usados.
Otro aspecto importante es la cantidad de nuevas dependencias que hemos inaugurado a lo largo de mi gestión. En el período 2008-2009 se inauguraron 11 comisarías y destacamentos en toda la provincia. Siguiendo esta tendencia, en el año 2010 se creó el destacamento “El Remate”, dependiente de la Comisaría Seccional 23°-UR7, en la ciudad de Palpalá; Destacamento “La Ovejería”, dependiente de la Comisaría Seccional 29° UR6 (Monterrico); Destacamento barrio “Alto La Viña”, dependiente de la Comisaría Seccional 50º-UR1 y el Destacamento “Terminal de Ómnibus ciudad de Palpalá”, con dependencia de la Comisaría SeccionaI 23°-UR7. Para este año se prevé la inauguración de la Sub-comisaría N° 110 “Viviendas de Alto Comedero” con dependencia de la UR7 y Cuerpo de Infantería y Radio-patrulla UR3 en Humahuaca.
El tercer eje refiere a la lucha contra el narcotráfico. Déjenme decirles que, nuestra postura ha sido una lucha directa y sin titubeos. A través de la Dirección de Narcotráfico y en coordinación con fuerzas nacionales, hemos desarrollado distintos operativos en toda la provincia, que dejaron como resultado un secuestro récord de droga. Nunca antes se había logrado tal nivel de allanamientos y personas imputadas; desarticulación de bandas y desguace de cadenas de comercialización. Sólo en los últimos 18 meses se secuestraron 264 Kg. de cocaína. Esta cantidad uno no sabe si alegrarse o lamentarse, porque obviamente si se secuestra esa cantidad es que puede haber incrementado el tráfico, el tema es que antes pasaba y no la incautábamos, ahora por lo menos la incautamos.
Si algo he aprendido en estos años al frente del Ejecutivo, es que a esta cuestión no hay que tenerle miedo; sólo el coraje de enfrentar a todas aquellas personas que directa e indirectamente le producen un daño irreversible a nuestros Jóvenes. (Aplausos).
Estas acciones se completan, como corresponde, con medidas educativas y de prevención de adicciones. Es así que hemos intensificado las campañas de verano, la participación en las escuelas a través de los centros preventivos, la capacitación y organización de redes comunitarias de contención, a través de la Secretaría de Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico.
Quiero compartir con ustedes un dato alentador, quizás insuficiente, pero que tiene la utilidad si es empleado como parámetro para evaluar la pertinencia o no de las políticas puestas en marcha; la disminución del delito global en Jujuy entre los años 2009 y 2010, la disminución fue del 8%. (Aplausos).
Reconozco que el razonamiento inmediato puede ser la recordación de hechos sin resolución judicial, pero adhiero a lo que dijo la Presidenta en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso: el único parámetro que tenemos para saber sobre la inseguridad son los indicadores que se elaboran, y sobre ellos estamos organizando nuestra tarea.
Un tema que no quiero dejar de abordar es la seguridad vial. En febrero de 2008, la Presidenta, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, lanzó el Plan Nacional de Seguridad Vial, destacando que su ejecución constituía una política de Estado. En este sentido, Jujuy adhirió a la Ley 26.363 de creación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial con el objetivo de trabajar para reducir la siniestralidad en un 50%.
En base a esta meta, el Ministerio de Gobierno y Justicia se encuentra abocado, a través de la Secretaría de Protección a la Comunidad, a llevar adelante los lineamientos fijados por la Agencia basados en cuatro ejes fundamentales: concientización, prevención, control y sanción.
En el marco de las tareas ejecutadas, Jujuy fue la primera provincia del país que firmó el convenio de financiamiento “Programa de Fortalecimiento de la Gestión de Seguridad Vial de las Provincias”, con el cual se lograron los recursos para dotar al Consejo Provincial de Seguridad Vial de los elementos necesarios para los controles implementados.
En materia educativa hemos desarrollado, en los últimos años, políticas destinadas fundamentalmente a garantizar una educación inclusiva con calidad, que asegure la igualdad de oportunidades, para que todas y todos puedan acceder, permanecer y egresar de diferentes niveles del sistema educativo y otras ofertas de formación vinculadas al mundo del trabajo.
Fue mi premisa, reivindicar la educación pública y las posibilidades de construir espacios inclusivos para la movilidad social ascendente.
Desde esta perspectiva, a partir del aumento en las matriculas generadas por la Asignación Universal por Hijo, la prioridad fue la atención de las poblaciones y sectores históricamente excluidos. Para ello se otorgaron 46.000 becas destinadas a niños/as, adolescentes y jóvenes con vulnerabilidad educativa, como así también a alumnos y alumnas de comunidades aborígenes, embarazadas y para los estudiantes que aspiran a continuar estudios de nivel superior.
Nos ocupamos, de igual modo, de la ampliación y expansión de la oferta educativa, creando nuevas salas de 4 y 5 años en el Nivel Inicial. Para garantizar el cumplimiento de la obligatoriedad de la educación secundaria, abrimos 38 establecimientos priorizando las localidades y regiones más alejadas de la provincia o que no contaban con la oferta, como Santa Ana, Casabindo, El Bananal, Uquía, Rodeito y Chalicán. En el 2011 se prevé crear 6 establecimientos más en Monterrico, Santo Domingo, Los Alisos, Varas y dos en Alto Comedero.
Generamos alternativas para ofrecer oportunidades de terminalidad educativa en los niveles primario y secundario. Entre 2008 y 2010 abrimos más de 200 sedes FINES y Encuentro en las que se atendieron a 10.000 alumnos y se titularon 6.800 estudiantes. También se fortalecieron las ofertas educativas en contextos de encierro, tanto en las unidades provinciales como en las federales. (Aplausos).
En el Nivel Superior elaboramos e implementamos ofertas para la atención de las necesidades locales y de sus requerimientos productivos como las tecnicaturas en Agronomía en Yuto y la de Gastronomía y Cocina Regional en Tumbaya. Como un caso testigo de esta política de articulación sectorial, en el 2011 se implementará en Fraile Pintado la Tecnicatura en Producción de Bioetanol.
Otra de nuestras prioridades fue mejorar las trayectorias estudiantiles. Para ello, incorporamos los espacios curriculares de Idioma Extranjero y Tecnología en el Nivel Primario, con la finalidad de ampliar la formación de alumnos y alumnas, garantizar el tránsito en otras provincias y la validez de los títulos.
Ampliamos el tiempo escolar en los Niveles Primario y Secundario, habilitando espacios para actividades culturales, científicas y recreativas.
Concretamos acuerdos con organismos internacionales (Organización de Estados Iberoamericanos y UNICEF) para disminuir la repitencia y el fracaso escolar en el Nivel Primario y a través del Ministerio de Educación de la Nación, con la Unión Europea, para que en el 2011 una franja importante de jóvenes y adultos puedan acceder a la Terminalidad de Educación Secundaria complementada con ofertas de Formación Profesional.
Implementamos a partir de 2010, proyectos de mejora para la Educación Secundaria. 40 establecimientos recibieron fondos para definir y concretar líneas de acción que den respuestas a las problemáticas y metas específicas de cada institución y de los 26.500 estudiantes que concurren a ellas. En el 2011, la totalidad de las instituciones de este nivel contarán con estos planes, beneficiando a más de 52.000 alumnos con una inversión superior a los 4.600.000 pesos. (Aplausos).
Los proyectos de mejora en las instituciones de Educación Técnico Profesional, permitieron que los estudiantes cuenten con maquinarias, tractores, mochilas técnicas y elementos de seguridad, para realizar sus prácticas de aprendizaje. Iniciamos también, el proceso para la refacción integral de los establecimientos y el de homologación para la validez nacional de los títulos. La inversión en el período 2008- 2010 fue de 41.400.000 pesos.
A fin de posibilitar la alfabetización digital de los estudiantes, incluimos nuevos espacios de aprendizaje, concretamos la instalación y puesta en funcionamiento de la primera aula virtual del Sistema Educativo Provincial. Construimos y equipamos salas informáticas para los niveles Primario, Secundario y Superior; en el 2010 distribuimos 2.500 netbooks a estudiantes y 210 a docentes. Además dotamos de servicios de Internet a todos los institutos superiores de formación.
La capacitación y actualización constituyó otro de los ejes centrales de esta gestión. Del mismo modo que abrimos ofertas educativas para alumnos en las zonas más alejadas, también lo hicimos para los docentes, iniciando en el 2010 el dictado del Postítulo en Educación Rural para maestros de Nivel Primario y capacitaciones presenciales y virtuales en áreas centrales del curriculum para profesores de nivel secundario a través de los proyectos Explora y Horizonte.
Implementamos una carrera de Educación Superior para que los profesionales y técnicos de instituciones de educación técnico profesional, pudieran acceder a la titulación docente. Para instancias de capacitación en el Nivel Superior, se destinaron más de 4.500.000 pesos en Becas de formación y postgrado para docentes y estudiantes de pueblos originarios.
La articulación con instituciones universitarias posibilitó que 600 docentes y alrededor de 4.000 estudiantes participaran de instancias de capacitación a través, entre otros, del Programa de Articulación entre el Nivel Secundario y el Nivel Superior.
Adecuamos a la estructura establecida por el Decreto Provincial N° 8509, 7 años para el Nivel Primario y 5 para el Nivel Secundario. Este año ya iniciamos la formulación de los diseños provinciales para la adecuación a los marcos nacionales.
También es importante destacar que a través de la Ley 5.629 y el Decreto N° 5820-E-20l0, los docentes de Educación Superior pudieron acceder a la estabilidad laboral, paso previo para orientarnos hacia los marcos que regularán este nivel en el sistema nacional.
Tampoco hemos descuidado el servicio de aporte nutricional y seguridad alimentaria de los alumnos y alumnas a través de los comedores escolares. En este sentido, a partir de este año, la cuota mensual a comedores escolares se abona por mes adelantado. (Aplausos).
Sin ser un dato menor, debo recordar que somos una de las pocas provincias que afronta los gastos de transporte a los docentes invirtiendo más de 11.140.000 pesos en el año 2010.
Como acción de la cual todos debemos sentirnos orgullosos, construimos y pusimos en funcionamiento en el período 2008-2010, 25 nuevas escuelas, por un monto total de 58.300.200 pesos; todo un récord para la historia de Jujuy si se tiene en cuenta el breve período de ejecución.
En la actualidad se encuentran en ejecución 12 nuevos edificios que funcionarán en Alto Comedero y otros barrios capitalinos, Fraile Pintado, Los Alisos, La Quia-ca, San Pedro y Yala. En el transcurso del año se licitarán 17 nuevas escuelas que funcionarán, entre otros lugares, en Rodeito, Monterrico, Perico, La Quiaca, Rachai- te, Tiraxi, Tesorero y San Salvador de Jujuy. Esto forma parte del mayor programa nacional de inversión en infraestructura edilicia que el país conociera, desde la segunda mitad del siglo pasado. Esto sin perder de vista que desde el año 2008, la provincia viene realizando el mantenimiento, refacción y ampliación de edificios con una inversión récord.
Les puedo asegurar que no existe mayor sensación de cumplimiento del deber que inaugurar una nueva escuela. Esta acción, que he tenido la posibilidad de experimentar con inusitada regularidad, representa, sin dudas, uno de los mayores aportes que mi gestión ha realizado a la provincia de Jujuy. He tenido el orgullo de inaugurar, en promedio, 1 escuela cada 50 días, durante el año 2010. (Aplausos).
Espero que la comunidad educativa pueda seguir disfrutando por largo tiempo de esta realidad y, entre todos, sigamos haciendo una educación de calidad e inclusiva. (Aplausos).
Antes de culminar el tema educativo, esta mañana he firmado un decreto, consiste en lo siguiente: el sistema educativo tiene becas para el nivel primario, becas para el nivel secundario, pero los alumnos que tienen un talento natural, digamos, los que han sido exitosos en su ciclo medio, acá no tienen ningún aliciente para seguir estudios a nivel universitario. A partir de hoy, 1 de abril, los mejores promedios de escuelas públicas de Jujuy, a razón de uno por región, uno por Región I Puna, Región II Quebrada, Región III Valles, Región IV San Pedro, Región V Libertador, uno por cada región, el mejor promedio egresado de una escuela secundaria va a poder seguir una carrera universitaria en cualquier Universidad Nacional de la Argentina, porque la provincia de Jujuy les va a pagar los estudios para que puedan estudiar ... (Aplausos) ... el premio creo que recompensa el sacrificio. (Aplausos)
La política deportiva y de desarrollo social ha sido, sin dudas, una de nuestras principales acciones. Pero no como una instancia de simple recreación sino como un proceso integrador, inclusivo y formador de valores.
La gestión estuvo concentrada en estructurar el Deporte Federado en todas las disciplinas (particularmente Liga A2 Fundación Jujuy Voley, atletismo y campeonato argentino de Básquetbol Sub-17); promocionar el Deporte Social a través de programas tales como “Unidades de Integración Deportiva”, “Juegos Intercolegiales Clasificatorios a los Juegos Nacionales Evita”; fortalecer el triángulo: Deporte, Educación y Salud generador de inclusión social; difundir los valores y beneficios del deporte a fin de preservar a nuestros jóvenes de las drogas y el delito; articular con los municipios los programas de capacitación deportiva, y principalmente, planificar obras de infraestructura que acompañen el desarrollo de la política del deporte permitiendo incluir al mayor número de ciudadanos y ciudadanas posibles. (Aplausos).
Sobre este último punto, debo destacar la construcción de un moderno escenario para la práctica deportiva en la Escuela de Comercio N° 1 “Profesor Antonio Casas”. Allí instalamos un piso flexible acorde a las más altas exigencias nacionales, y habilitamos tableros electrónicos, entre otros elementos. También tenemos en ejecución obras similares en la histórica Federación de Básquet, en el Club Deportivo Luján; Club Atlético Cuyaya; Club Deportivo Gorriti, además del techado y la climatización de la pileta de natación del Club Independiente.
Estamos abocados, de igual forma, a la construcción de una cancha de hockey con césped sintético, un gimnasio de box en el barrio Islas Malvinas de la ciudad de San Salvador de Jujuy y la inversión para adquisición de aparatos deportivos para la gimnasia artística según exigencias nacionales e internacionales.
Todo ello, sin mencionar el permanente apoyo a todos los clubes de la provincia que directa e indirectamente reciben aportes del Ministerio de Desarrollo Social, asesoramiento y acompañamiento permanente.
Estas acciones se complementan con estrategias de contención alimentaria y promoción de la defensa de los derechos de niños y adultos mayores. Se articulan, también, con un ámbito que, a nuestro criterio resulta esencial: la gestión de nuevas oportunidades laborales. Para ello, hemos avanzado, por un lado, con procesos de capacitación en toda la provincia, cubriendo demandas surgidas en El Aguilar, Rinconada, San Pedro, Tilcara, La Quiaca, Maimará, Yavi y Palma Sola.
Junto a ello, seguimos adelante con una política intensiva de microcréditos para respaldar a emprendedores jujeños, sintiéndonos orgullosos por prestar fondos con una de las tasas más bajas del país. Esto significa que confiamos en nuestros hermanos y hermanas y su sentido de la responsabilidad. En el período 2008-2010 hemos asistido a más de 300 microem prendedores de toda la provincia y es, sin dudas, una demostración clara de acompañamiento.
De igual modo, a partir del programa “Familia Emprendedora” se brindó ayuda económica a 184 unidades productivas, beneficiando a 920 jujeños. En el marco del Plan de Desarrollo Local y Economía Social “Manos a la Obra” se beneficiaron a 235 unidades productivas de la provincia, conteniendo a 1.380 personas de distintas localidades.
Como verán, lo que hacemos es promover el desarrollo de la producción sustentable en las distintas etapas de la cadena productiva, la creación y el fortalecimiento de las empresas sociales, y cooperativas en el marco de una economía social, solidaria, democrática y distributiva. De este modo, el impacto es doblemente positivo: por un lado, se crean nuevos puestos de trabajo que privilegian la participación colectiva por sobre la individual y, por otro, se mejoran los espacios comunitarios incidiendo directamente sobre la vida cotidiana de los habitantes.
Por otra parte, continuamos con el proceso de consolidación y construcción del Sistema Provincial de Protección Integral de Derechos de la Niñez y Adolescencia, en el marco de la Ley Nacional de Protección Integral de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes N° 26.061, de la Ley Nacional de Centros de Desarrollo Infantil N° 26.233 y de las Leyes Provinciales Nros. 5.288 y 5.107. Para ello, nos hemos basado en el fortalecimiento y acompañamiento de los espacios participativos intersectoriales denominados Consejos Municipales Locales y Consejo Provincial de Niñez y Adolescencia. Todas las acciones que hemos ejecutado priorizan la desjudicialización de las problemáticas sociales y la des-institucionalización progresiva.
Hemos promocionado también en todo el territorio provincial el abordaje de los derechos de los adultos mayores, mediante la suscripción de convenios con municipios y comisiones municipales, de forma tal de acercar los programas y las acciones que se ejecutan desde el Gobierno a las necesidades reales de la población y el territorio.
Se trabajó, mediante la descentralización de servicios y recursos interdisciplinarios, en la consolidación de los sistemas locales de protección de derechos creados en 14 municipios y en 6 barrios de San Salvador de Jujuy. Se fortalecieron, de igual forma, los diferentes espacios participativos.
Iniciamos el proceso de descentralización de los equipos profesionales especializados para atender la problemática de la niñez, adolescencia y familia y propiciar la participación comunitaria en 6 barrios de la Capital. (San Pedrito, Alto Comedero, Coronel Arias, Cuyaya y Chijra).
Pusimos en marcha el programa “Chicos en la línea. Línea 102”, un servicio telefónico gratuito que cuenta con un equipo capacitado para la escucha, orientación, constatación y derivación de problemáticas que afecten sus derechos, brindando actualmente un atención de 24 horas los 365 días del año.
A través de la Dirección de Seguridad Alimentaria seguimos implementando programas que son destinados a familias en estado de vulnerabilidad socioeconómica. Es un deber que el Estado, bajo ninguna circunstancia, debe abandonar. (Aplausos).
En materia de Infraestructura, nuestro crecimiento ha sido permanente. Fue posible porque el Plan Estratégico Territorial Provincial (2006-2016) que llevamos adelante nos permite un ordenamiento y un conjunto de prioridades que nos ayuda superar viejos errores del pasado.
Puedo afirmar que en los últimos 8 años hemos contribuido con obras estratégicas para el desarrollo de Jujuy.
En primer lugar, la consolidación de una estructura vial indispensable. Hemos sumado un extraordinario acceso a la Capital que permite un ingreso ordenado, fluido y seguro. A partir de este punto de referencia nuestros esfuerzos ahora están concentrados en la duplicación de calzada en la ruta nacional N° 9, tramo Puente Asunción del Paraguay-Yala. Esta obra, financiada por fondos del Tesoro Nacional, tiene por objetivo fortalecer el corredor bioceánico y a partir de allí, las oportunidades de desarrollo. Las tareas, que ya están en marcha, incluyen 13 Km. de autopista, 11 puentes, colectoras, bicisendas, iluminación y acceso a diferentes barrios de la ciudad de San Salvador de Jujuy.
Ya contamos con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la autopista sobre las Rutas Nacionales Nros. 34, 66 y 66VI, que une el río Las Pavas, en el límite con la provincia de Salta, y la localidad de Calilegua. Esta será, sin dudas, la obra vial más importante de los próximos años porque implica la inclusión de miles de hermanos y hermanas del Ramal a nuestros circuitos económicos. Todo indica que este año licitaremos el primer tramo de los cuatro proyectados.
De igual modo, seguimos adelante con la construcción de la nueva Terminal de Ómnibus “Presidente Néstor Kirchner”,... (aplausos)... una realidad que ya está a la vista de todos los jujeños y jujeñas. Este año, siguiendo con el proyecto original, vamos a construir los accesos sobre las rutas nacionales 9 y 66; tareas que potenciarán fuertemente el movimiento turístico y comercial de la zona.
Tampoco quiero olvidarme de la decisión que tomé, en su momento, de adquirir maquinaria para la Dirección Provincial de Vialidad. Esta medida, luego de años de progresivo desmantelamiento, nos ha permitido mantener regularmente las rutas provinciales, mejorar accesos, preservar caminos alternativos y, principalmente, ahorrarnos enormes partidas presupuestarias que estaban destinadas a la tercerización del servicio.
En segundo lugar, quiero destacar nuestra política de desarrollo hídrico. Ya contamos con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el Canal Intervalles, que permitirá la integración al sistema de riego de miles de hectáreas en la zona de los valles cálidos. También es una realidad la inminente reparación del dique Los Molinos con una inversión superior a los 100.000.000 de pesos. Esta obra dotará de mayor seguridad a la presa y permitirá mejorar el encauce de las aguas optimizando el sistema de riego de prácticamente el 90% de las zonas cultivables de la provincia.
Teniendo en cuenta los desbordes de los ríos, hemos cumplido ya con la sis-te- matización del Arroyo Las Martas, en Palpalá y San Salvador de Jujuy, con una inversión de 15.000.000 de pesos.
De igual forma, el entubamiento del Canal Alvarado es una meta prioritaria. Ya hemos conseguido los fondos de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación y en los próximos meses estaremos en condiciones de licitar esta obra. Estamos avanzando en el sistema de canales de colectores pluviales en los valles de San Francisco y Perico, obras que ya se encuentran a nivel proyecto con financiamiento acordado por el BID. Lo mismo podemos decir del Sistema de Saneamiento Cloacal en la Quebrada de Humahuaca, que ya cuenta con el respaldo económico de la Corporación Andina de Fomento (CAF).
En tercer lugar nuestra política energética. Después de años de demandas y gestión, se ha puesto en funcionamiento la Estación Transformadora San Juancito, que nos interconecta con todo el país mediante una línea de alta tensión de 500 Kv. Esto permitirá la instalación de industrias, antes acotada por esta limitación y, desde luego, garantizará la provisión del servicio a la población jujeña.
Sin ser un dato menor, sólo en el bienio 2008-2009 hemos llevado adelante 95 obras eléctricas concretadas en toda la provincia; 300 kilómetros de línea de media tensión; 500 kilómetros de líneas de baja tensión y provisión de electricidad a 9.000 familias más. Complementariamente ejecutamos la reparación de los sistemas eléctricos de unas 90 escuelas. (Aplausos).
Como verán, un rol preponderante que hemos asignado a este servicio, considerando su vital importancia para la vida cotidiana de las personas. Igual planteo podemos realizar respecto al agua.
La situación de la empresa Agua de los Andes, de gestión mayoritariamente estatal, es una realidad conocida por todos. Tiene a su cargo, la provisión de un servicio elemental, pero sujeta a las dificultades del mercado, las condiciones climatológicas y especialmente al crecimiento de la población. En este sentido, y sabiendo del valor estratégico que tiene el agua, se puso en marcha un proceso de actualización de tarifas que, lejos de convertirse en algún tipo de ajuste, tiene un espíritu de equidad. No es posible que algunas residencias paguen solo 30 pesos por un servicio elemental, que requiere permanentes inversiones millonarias. (Aplausos).
Para que tengan un punto de referencia, durante al año 2010 se han iniciado obras del “Programa Agua + Trabajo” y “Cloacas + Trabajo” con fondos otorgados por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA) por un valor de 6.220.000 de pesos, mejorando la calidad de vida de los habitantes de barrios de San Salvador, San Pedro, Perico, Santo Domingo y Palpalá. Se han presentado nuevos proyectos y firmado los acuerdos específicos para un total de 11 obras que beneficiarán a los habitantes de las localidades de San Salvador, San Pedro de Jujuy, Monterrico y Guerrero.
Asimismo, durante el 2010 se han concluido obras, financiadas con fondos del PROSOFA, que solucionaron problemas de agua potable en localidades de Santa Catalina, Tafna, Cieneguillas, Pumahuasi, Barrios y Cangrejillos. Con fondos del Programa PROARSA del ENOHSA se iniciaron 12 obras de infraestructura por un monto de 16.440.000 de pesos que vienen a solucionar importantes problemas de provisión en las localidades de San Antonio, El Carmen, La Quiaca, La Mendieta, como así también la reparación e impermeabilización de La Cisterna de Alto Reyes y el sistema de lagunas de presedimentación, en San Salvador de Jujuy.
Se han presentado también un total de 7 proyectos en el ENOHSA, de diferente envergadura, los cuales ya cuentan con un acuerdo general de financiación y se podrán iniciar durante el año 2011 por un total de 32.300.000 de pesos entre los que se incluye la Nueva Planta Depuradora de Líquidos Cloacales de Monterrico.
Como verán, lo que hemos hecho es gestionar como corresponde ante los organismos correspondientes y, al mismo tiempo, generar conciencia local sobre la necesidad de conservar este servicio, actuando con sentido solidario.
Considerando la importancia de la infraestructura de servicios para el desarrollo de las diferentes áreas de la actividad pública y privada, se ha gestionado la provisión de gas para las localidades de Yuto, Caimancito, Calilegua y Volcán, obras que se llamarán a licitación en las próximas semanas y en las cuales se invertirán más de 22.000.000 de pesos. (Aplausos). De igual modo, debe destacarse la potenciación gasífera de San Salvador de Jujuy y Palpalá, que permitirá ampliar el servicio a distintos lugares con una inversión de 17.000.000 de pesos. Por otra parte, con el objeto de dar respuestas al ordenamiento urbano se ha implementado el Programa de Mejoramiento Barrial, en Punta Diamante de nuestra Capital, con una inversión de obras de infraestructura pública, equipamiento comunitario y una propuesta integral de desarrollo social, manejo ambiental y regularización dominial por 21.000.000 de pesos. En los próximos días estaremos firmando el contrato para iniciar los trabajos en el barrio 23 de agosto de Abra Pampa con obras similares y una inversión de 8.000.000 de pesos para continuar con las tareas que se ejecutaron en el barrio 23 de agosto.
En materia de construcción de viviendas hemos mantenido el ritmo de trabajo. En los últimos 3 años, construimos 5.200 casas y estimamos llegar a las 6.500 edificaciones en diciembre de 2011. Esta política tiene que ver, primero, con un proceso que reivindica, entre otras cuestiones, la reactivación de la obra pública como motor de inclusión. En segundo lugar, porque existió un compromiso de distintos actores sociales de Jujuy que, sabiendo de la oportunidad, fueron capaces de demostrar su deber con la gestión y el trabajo.
En términos generales puedo decir que, durante mi mandato, respaldado por una decisión política nacional y un proyecto local en marcha, se ha logrado incrementar la inversión en obra pública en porcentajes extraordinarios que superan, en algunos casos, el 280%, como es en el segmento de obras viales e hídricas. (Aplausos).
Quiero hacer en esta ocasión, una excepción a la tradicionalidad de los discursos y dejar constancia de algunas acciones que hemos desarrollado con el Poder Judicial. Me parece oportuno subrayar tres decisiones trascendentes que se tomaron durante mi gestión y que hacen a la mejora del servicio de Justicia.
La primera de ellas, tiene que ver con el mejoramiento edilicio. Estamos construyendo, con fondos de rentas generales, en la ciudad de San Pedro de Jujuy, un centro judicial de especiales características producto de las demandas históricas que existían al respecto. Para que se dimensione en su justa medida el valor de esta obra, debo decides que el edificio central del Poder Judicial -de este que tenemos acá, el vecino-, tiene una superficie -la torre- de algo más de 4.000 m2. La construcción en San Pedro de Jujuy supera los 6.000 m2. Es decir, el aporte es tan significativo que nos obliga a pensar en nuevos proyectos de edificación para estar realmente a la altura de las necesidades actuales.
En segundo lugar, la sanción del Código Procesal Penal, producto del esfuerzo y el trabajo conjunto de muchos profesionales. Quizás aún no se ha tomado conciencia de lo que esto significa, pero debo decir que estamos frente a un cambio rotundo en el sistema de procedimiento penal.
Por último, un compromiso con el ejercicio cotidiano de la Justicia. Desde que asumí la gobernación solicité a la Legislatura los acuerdos respectivos para la cobertura de 32 cargos vacantes. Es una medida que, en su volumen, no tiene precedentes en la historia reciente de Jujuy. Creo, al mismo tiempo, que demuestra mi sincero compromiso por dar respuestas, en todos los escenarios, a las demandas institucionales de una provincia que crece a pasos agigantados. (Aplausos).
Diputados y diputadas. Este es el estado general de la Administración Pública y la columna vertebral de mi gestión al frente del Poder Ejecutivo.
En estos años que goberné la provincia, he experimentado la complejidad de la trama social que significa Jujuy, sus debilidades y fortalezas; sus errores pero también los aciertos producto de un amor a esta tierra.
Desde aquella vez, diciembre del año 2007, que presté juramento en este recinto les he planteado a ustedes la necesidad de repensar el sistema representativo, gestar un gran acuerdo social; consensuar políticas públicas de largo plazo que nos permitan “desajustar las cuerdas que nos impiden mirar, definitivamente, hacia delante”. He propuesto la urgencia de lograr, de una vez por todas, que los intereses particulares no se interpongan al bien común.
Reivindico hoy esos planteos, algunos de los cuales conversé largamente con diputados, diputadas, funcionarios nacionales y embajadores. Sé, por las condiciones actuales, que Jujuy está transitando, lentamente, a ese escenario de integración definitiva. Personalmente puse todo mi empeño en cumplir con esa premisa, intentando dejar una provincia cada vez más digna para vivirla, disfrutarla e ilusionarse con el progreso solidario. Espero ser juzgado favorablemente por ese cometido. (Aplausos).
Sin embargo, siento el deber de advertir dos nudos centrales que deben tenerse en cuenta en este proceso de cambio que está en marcha. El primero de ellos, ligado con una proposición que algunos ya habrán escuchado hasta el hartazgo. Hago referencia a la definitiva integración de Jujuy con los países que conforman la ZICOSUR. Mi experiencia de los últimos años confirma la imperiosa necesidad de superar la dependencia asfixiante con el puerto de Buenos Aires para lograr oportunidades propias. Y esas oportunidades están en el Paso de Jama y la conectividad bioceánica. Es, sin miedo a equivocarme, nuestra última gran oportunidad para la autodeterminación económica.
El mundo gira a un ritmo tan acelerado que las oportunidades se reducen en igual proporción. Es por eso que los últimos años tuvimos que redoblar los esfuerzos y las gestiones para consolidar nuestra posición estratégica y defenderla de otras provincias que, legítimamente, también quieren instalarse como alternativa de conectividad.
Producto de ello es que en el mes de julio del año pasado, logré firmar con el señor Intendente Regional de Antofagasta, Álvaro Fernández Slater, una declaración conjunta para fortalecer el Sistema Jama como segundo paso cordillerano que une Argentina y Chile, debido a su volumen de carga y cantidad de pasajeros registrados. Es por ello, que avanzamos también en la construcción e inauguración del Complejo Fronterizo como señal de integración definitiva e institucionalización de sus prácticas. Es por eso, que hemos iniciado conversaciones con autoridades distritales de Chile y Bolivia para generar espacios de comercialización de productos que refuercen nuestra posición estratégica. Es por eso que, días atrás, mantuve una reunión con el embajador de Chile en Argentina, Adolfo Zaldivar Larraín, quien me hizo extensiva una invitación del presidente Sebastián Piñera para tratar, en Santiago de Chile junto a otros mandatarios provinciales, la implementación de nuevos mecanismos en lo que se refiere a vinculación institucional entre los gobiernos provinciales argentinos y las autoridades regionales chilenas.
Creo, queridos jujeños y jujeñas, que es la última gran posibilidad que tenemos de abrir nuevos horizontes y posibilidades reales de crecimiento sostenido en el tiempo.
En este marco, la conectividad vial no es suficiente. Tenemos que lograr la conectividad ferroviaria a toda costa, utilizando herramientas no tradicionales, aún cuando a simple vista aparezcan dificultades operativas.
Con ese convencimiento, he suscripto en el día de hoy el Decreto pertinente, autorizando al Ministerio de Infraestructura y Planificación para el llamado a licitación nacional e internacional a los efectos de la ejecución de un Corredor Ferroviario, que en una primera etapa unirá Abra Pampa con Jama, por la Quebrada de Archibarca. (Aplausos).
La obra se licitará por el sistema de concesión por 99 años, y el pliego de especificaciones técnicas estará integrado por el estudio de prefactibilidad que por el entonces Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos de la Nación elaboró a consecuencia de la Ley Nacional N° 24.582. Además se solicitará la colaboración del Colegio de Ingenieros de Jujuy para completar la documentación técnica.
Debemos dar este paso de audacia racional para avanzar, con hechos, en esta nueva meta colectiva para la región. Tenemos que ser capaces de animarnos a soñar y a ejecutar. Es urgente que coordinemos las tareas y las oportunidades que surgen de un ineludible cambio de actitud. (Aplausos).
El segundo nudo radica en la necesidad de cambiar los medios y los modos a través de los cuales se preserva la autonomía provincial.
Hasta ahora, la reivindicación de nuestra autonomía es, sobre todo, retórica, lo cual es insuficiente.
Durante el año 2010, he vivido una experiencia aleccionadora con motivo de la discusión sobre la denominada Ley de Glaciares, que finalmente sancionó el Congreso de la Nación.
En ese proceso, asistí a una sucesión de acciones que conducían inexorablemente a la afectación de las autonomías provinciales en un escenario irreal en el cual se presentaba una aparente discusión entre minería y medio ambiente, que en realidad no era tal.
Lo grave del caso es que las acciones se desarrollaron en un ámbito institucional, y de nada sirvió que varias provincias, entre ellas Jujuy, ya habían legislado sobre un tema que claramente constituye facultad concurrente entre Nación y provincias.
En tal oportunidad, y participando con otros gobernadores en dicha secuencia, me sentí obligado a expresar en la comisión del Senado respectiva, que se estaba llevando a cabo casi un acto de hostilidad contra las autonomías.
En base a ello, y teniendo en cuenta que formamos parte de las trece provincias que preexisten al Estado Nacional, he llegado a la conclusión que cuando se producen este tipo de situaciones en ámbitos institucionales, debemos acudir a nuevas formas de preservación de derechos. Habrá, entonces, que promover acciones que tiendan a la preconstitución de prueba político-institucional, con la finalidad que sirva de precedente para la hipótesis de reconsideración del pacto constituyente.
Aclaro que no estoy fijando una posición contraria al Estado Nacional. Todos saben que reafirmo y defiendo las políticas públicas que lleva adelante el Gobierno actual. Lo que estoy diciendo es que los posicionamientos individuales producto de las tensiones políticas que existen en los órganos colegiados legislativos nacionales, pueden llegar a afectar, como sucedió con el tema de los glaciares, a las autonomías provinciales.
Advertir, actuar y proceder según este antecedente es el desafió mayor que enfrentamos los jujeños y jujeñas en nuestro propósito de autodeterminación económica. Solo así el bienestar general de la población será una realidad sostenida y no producto de un ciclo.
Que Dios nos ayude en este propósito y vaya mi agradecimiento a todas y todos los diputados que me han acompañado y también a los que se van a incorporar a fin de año. 
Muchas gracias. 
WALTER BASILIO BARRINUEVO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada